Nicolás de Rumanía

Nicholas Medforth-Mills, antiguo príncipe de Rumanía, confirma que es padre de una niña de 3 años

El 30 de septiembre de 2018 contrajo matrimonio con la periodista Alina-Maria Binder

por hola.com

Nicholas Medforth-Mills, antiguo príncipe de Rumanía y nieto del fallecido rey Miguel I, ha reconocido a través de un comunicado ser el padre de la niña de tres años de Nicoleta Cîrjan. Tras hacerse una prueba de paternidad, los resultados han dado la razón a la joven, y así lo ha confirmado el propio Nicholas en su página de Facebook. "Como resultado de mi insistencia en la prueba de establecer la partenidad de mi presunto hija, la señora Nicoleta Cîrjan aceptó la realización. El resultado fue positivo", explica, y reconoce que se hará cargo legalmente de la pequeña. "Debido a que no tuve una relación con la madre, he asumido la responsabilidad legal por la niña".

VER GALERÍA

Además, Nicholas Medforth-Mills, que perdió su título Real y fue retirado de la línea de sucesión del trono simbólico de Rumania en 2015 por decisión del rey Miguel de Rumanía, indica que protegerá la privacidad y seguridad de la niña. "Por razones de proteger los mejores intereses para la niña, considero que cualquier aspecto de su vida es de naturaleza estrictamente privada".

Nicolás de Rumanía da el 'sí, quiero' sin presencia de la Familia Real

Fue la propia madre de Nicholas, la princesa Elena, quien confirmó en un comunicado publicado en 2015 lo que se venía rumoreando en Rumanía: que su hijo había podido ser apartado tras tener una hija ilegítima. “El rey estaba profundamente entristecido porque Nicholas no había hecho nada para aclarar la paternidad de su supuesto hijo, una niña de casi dos años. Esto muestra una inaceptable falta de responsabilidad”, dijo la princesa.

VER GALERÍA

El nieto de Miguel de Rumanía contrajo matrimonio el pasado 31 de octubre de 2018 con la periodista Alina-Maria Binder en la ciudad rumana de Sinaia, y aunque el Palacio Elisabeta de Bucarest se encargó de dejar claro que se trataba de un enlace privado y no un matrimonio real oficial, nada frenó a los novios en su deseo de celebrar un boda al más puro estilo real. Tal y como adelantó ¡HOLA! ningún miembro de la Familia Real acudió al enlace y, según el medio rumano News aseguraba entonces, tras la ausencia de la madre del novio, la princesa Elena, fue la hermana de este la única representación familiar y la que ejerció el papel de dama de honor. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie