Carla Bruni cautiva a los mexicanos con su estilo

Después de unos días de descanso en el Pacífico mexicano, el Presidente de Francia y la Primera Dama comenzaron ayer su visita oficial por tierras aztecas

por hola.com

Desde que aterrizaron en México Nicolás Sarkozy y [Carla Bruni] se han convertido en el centro de atención, aunque la Primera Dama ha conseguido eclipsar a su marido con su estilo y su belleza y levantar pasiones por tierras aztecas. Su aventura mexicana comenzó en aguas del Pacifico, donde antes de iniciar la visita oficial se relajaron en playa Tamarindos, cerca de Acapulco, y aprovecharon para hacer turismo con dos guías de lujo: el presidente de México, Felipe Calderón y su mujer, Margarita Zavala.

A simple vista parecían cuatro turistas más, - si dejamos de lado las fuertes medidas de seguridad que les rodeaban -, viendo uno de los monumentos más impresionantes del país, el centro arqueológico de Teotihuacán, también conocido como la "Ciudad de los dioses". Allí el Presidente de Francia y la Primera Dama pudieron admirar la magia que encierran Templo de Quetzalcoatl y la Pirámide del Sol que se encuentran en este recinto cercano a Ciudad de México.

Para esta inolvidable visita, Carla Bruni ha querido que sus "modelitos" también sean inolvidables. Para esta excursión a Teotihuacán la modelo y cantante fue a juego con su marido, con camisa blanca, pantalón negro y zapatos cómodos.

El lunes dio comienzo la visita oficial con una ceremonia de bienvenida en el Palacio Nacional del México, y para la ocasión, Bruni se puso un conjunto de falda y chaqueta de manga corta de color rosa. Después asistieron a una sesión solemne en honor de Sarkozy en el Senado y más tarde, Bruni se volvió a cambiar de ropa, se puso un vestido corto también en color rosa para ir al Liceo Franco-Mexicano y por último, las dos Primeras Damas hicieron juntas una visita a la Casa de la Sal, una institución que ayuda a las personas que padecen el Sida o que conviven con personas que sufren esta enfermedad.

Para la noche, tenían una cena de gala en el Palacio Nacional, y lució un vestido negro de cóctel. Durante esta cena, el dirigente mexicano anunció que una de las islas de Mar de Cortés pasaría a llevar el nombre del biólogo y oceanógrafo francés Jacques Cousteau, en honor a Francia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie