Vacuna a un adolescente©AdobeStock

Adolescentes

Vacuna del papiloma en chicos: por qué se aconseja

La vacuna del papiloma humano (VPH) está incluida en el calendario vacunal para las chicas, pero no así para los chicos. Sin embargo, las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría son que se le administre también a ellos.

El virus del papiloma humano (VPH) es, en realidad, un conjunto de virus, algunos de los cuales se propaga cuando hay un contacto sexual. Es, por tanto, una infección de transmisión sexual (ETS) que resulta muy común. Una gran mayoría de personas sexualmente activas contraerá algún tipo de este virus. No obstante, en más del 80% de los casos, no sucederá nada grave, y el virus acaba desapareciendo por sí mismo sin complicaciones.

Sin embargo, el VPH puede dar lugar a distintos tipos de cáncer. No es lo más común, pero puede suceder. Por este motivo, todas las chicas son vacunadas contra el VPH. Pero, ¿qué sucede con los chicos? La vacuna no está incluida en el calendario oficial, pero el Comité de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría recomienda ponerla también a ellos.

Las complicaciones del papiloma

Cuando comenzó a administrarse la vacuna del papiloma humano a chicas, se hablaba especialmente de su poder para prevenir el cáncer cervical femenino. Pero ahora sabemos que también puede proteger a los chicos varones de otros tipos de tumores malignos como el de pene, ano y cabeza y cuello del aparato orofaríngeo.

“En muchos países se está intentado convencer de que se vacune también a chicos por una cuestión simplemente de equidad. Si el VPH es una enfermedad de transmisión sexual, no tiene sentido proteger solo a una parte”, explica el Dr. Valentín Pineda, miembro el Comité de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Así, por ejemplo, Reino Unido comenzó en el año 2019 a vacunar a los chicos varones atendiendo a ese principio de equidad. “No hay que tener en cuenta el género para poner la vacuna”, subraya el especialista.

A finales del año 2020 había en Europa 21 países de los 53 que recomendaban la vacunación del VPH a varones, aunque solo 15 de ellos la finaciaban, entre los que están Alemania, Italia, Dinamarca, Irlanda, Reino Unido o Bélgica.

Además de poder evolucionar en algunos casos y con el paso de muchos años hacia distintos tipos de cáncer, el VPH provoca verrugas genitales que son muy frecuentes y, aunque no graves, sí difíciles de suprimir. Hay que tener en cuenta, asimismo, que “el hombre no elimina tan bien la infección como la mujer y que los varones son más transmisores que ellas”, destaca el Dr. Pineda.

Todo ello ha hecho que el Comité de Vacunas de la AEP recomiende la vacuna a todos los chicos varones en España.

Niños vacunados de VPH©AdobeStock

¿Cómo se administra la vacuna del VPH en chicos?

En España, la vacuna del VPH en chicos está recomendada para todos, pero no está financiada. Es decir, la Asociación Española de Pediatría recomienda ponerla, pero son los padres los que se tienen que hacer cargo de su coste. El pediatra la prescribe antes y se puede poner en el centro de salud, pero la llevan los progenitores. Por esta causa, “las tasas de vacunación del VPH rondan el 1% en España”, señala el especialista, un porcentaje bajo, pero que es algo más de lo que sucede en otros sistemas de salud donde al no estar financiada, la administración es inexistente.

En algunas comunidades autónomas, esta vacuna sí está financiada para los chicos. Sucede cuando tienen relaciones homosexuales, cuando ha sido víctima de un abuso sexual o cuando hay un infección por VIH (sida).

Es importante poner la vacuna contra el VPH antes de que el chico comience a tener relaciones sexuales, al igual que sucede en el caso de la vacuna para las chicas. En todo caso, si ya las hubiera tenido, debe seguir vacunándose, “pues si se hubiera contagiado sería de uno de los serotipos ante los que protege la vacuna, pero esta le seguiría protegiendo frente al resto de los nueve que contiene la vacuna actual”, añade. Así que, aunque ya haya habido relaciones íntimas, la vacuna habría que ponerla igual.

La edad recomendada para poner la primera dosis de la vacuna son los 11-12 años. Luego hay que insistir con una segunda dosis de refuerzo. Cada una tiene un coste de unos 160 euros. No es una vacuna que produzca efectos secundarios relevantes. A partir de los 14 años, en lugar de dos dosis, hay que administrar tres.

Así, las recomendaciones ofiales aconsejan que las familias protejan tanto a sus hijas como a sus hijos del virus del papiloma humano mediante la vacuanción.

No te lo pierdas: Todas las novedades del calendario vacunal de 2021

© ¡HOLA! Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje y sus fotografías, aun citando su procedencia.