Madre poniéndole a su hijo la mascarilla en la calle.©AdobeStock

Salud Infantil

Consejos para los niños alérgicos al polen en los colegios

Ventilar las aulas para prevenir el contagio por COVID-19 puede perjudicar a los niños que sufren alergia. Te dejamos una serie de recomendaciones que nos dan los expertos para minimizar su exposición al polen

El riesgo de contagio por COVID-19 impuso medidas sanitarias extraordinarias en las aulas cuando se iniciaba el curso el pasado mes de septiembre. Una de ellas era la controvertida petición de mantener todas las puertas y ventanas abiertas de las clases, aún a pesar de las bajas temperaturas del invierno. Una recomendación que se mantiene ahora, que superamos ya los 15ºC en casi todos los puntos del país, pero que no tiene en cuenta, por ejemplo, a los niños que sufren alergia al polen. Por eso, los pediatras alergólogos advierten de la importancia de establecer otro tipo de medidas que minimicen la exposición al polen en los centros educativos estos dos últimos meses.

Así, el Grupo de trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), coordinado por el Dr. Luis Moral Gil, pediatra de la Unidad de Neumología y Alergología Pediátrica del Hospital General Universitario de Alicante, ha propuesto una serie de recomendaciones prácticas que todos los colegios pueden poner en marcha. Y es que la alergia al polen va frecuentemente ligada al asma, siendo esta una de las principales causas de absentismo escolar con una patología respiratoria que debe ser tratada adecuadamente, incluso, en los colegios.

Consejos para los niños alérgicos al polen

Más que a los propios niños, que también, estos consejos van dirigidos en gran medida a los padres, para que informen de cómo proceder a sus hijos y cómo prepararles para el colegio. Como primer consejo, está el de “solicitar un informe al pediatra alergólogo para entregárselo al tutor o profesor de tu hijo”. De esta forma, se conocerán los síntomas, la medicación que toma cada alumno y cómo actuar en caso de una crisis asmática asociada a esta alergia al polen. Además, siempre se facilitará un contacto de emergencia.

Otras recomendaciones para los padres y niños alérgicos son:

  • Utilizar mascarillas FFP2, tanto en el interior como en el exterior del aula. Una recomendación que ya veíamos hace unas semanas y que se debe, como nos explica el Dr. Javier Torres, parte de este grupo de trabajo, “a que este tipo de mascarillas son más eficaces, ya que filtran el 95% de las partículas del aire y se ajustan mucho mejor a la cara de los más pequeños”.
  • En su caso, proteger los ojos con gafas de sol. Sobre todo, como nos indican los expertos, “en el exterior, para aumentar la protección frente al alérgeno”.
  • Evitar realizar actividades al aire libre en la medida de lo posible, sobre todo, en las horas de mayor concentración de polen.
  • Lavarse frecuentemente las manos y la cara, algo que hemos aprendido muy bien en este último año. Se ha comprobado que el uso de geles hidroalcohólicos por parte de los más pequeños hace que, al picarles los ojos y rascárselos, estos se irriten más. Por tanto, lo mejor es agua y jabón. Tantas veces como sea necesario.
  • Facilitarle a tu hijo el acceso a la medicación y que la lleve siempre consigo.

Consejos para los colegios y profesores

En primer lugar, es importante que en el colegio exista un registro actualizado con el diagnóstico de sus alumnos alérgicos al polen y el tratamiento adecuado. Si el niño es además asmático, se deberá prestar atención a los signos de una posible crisis. A partir de ahí, los expertos alergólogos de la SEICAP nos recomiendan:

  • “Ubicar a los pacientes polínicos en zonas alejadas de las ventanas”. Es decir, en aquellos lugares más cercanos a las puertas y a las paredes. Se deben evitar, en todo caso, los lugares con corrientes de aire.
  • Se deberían “limpiar e higienizar los filtros y conducciones de aire acondicionado y ventilación”. Es muy fácil que las partículas de polen pasen a través de ellos, desde el exterior hacia el interior.
  • Valorar el uso de “sistemas portátiles de limpieza de aire con filtros HEPA en todas y cada una de las aulas”.
  • Limpiar todas las superficies con paños húmedos y aspiradores.
© ¡HOLA! Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje y sus fotografías, aun citando su procedencia.