Nueva colección Teresa Helbig

Descubrimos a las musas que inspiran los vestidos de novia 'made in Spain' más bonitos

Desde los grandes iconos de estilo del último siglo a los nombres históricos del cine, estas firmas han encontrado los mejores referentes

por Estrella Albendea

Como la naturaleza a Monet, como las estaciones a Vivaldi o como Audrey Hepburn a Hubert de Givenchy. Los diseñadores de novia siempre tienen una inspiración para cada pieza o nueva colección y una musa a la que no sueltan de la mano. En la temporada 2022 sus vestidos beben de mujeres referente del cine, de la moda y del teatro; en definitiva, de grandes iconos de estilo. La moda nupcial ha desvelado los pilares de las propuestas de la nueva temporada y tres firmas han destacado por recurrir a grandes mitos de estas artes. La reputada diseñadora Teresa Helbig es una de ellas. Ahora presenta los ‘5 Ases’, looks muy inspiradores para celebrar 25 años de delicada costura artesana.

VER GALERÍA

- El fenómeno de las #Helbigbrides o la magia de las novias diferentes

Musas de las #HelbigBrides

En esta apetecible cápsula, que apuesta por los contrastes, hay espacio para líneas sencillas, los tradicionales aires rock and roll de la casa y mucha singularidad. En conversación con ¡HOLA! Novias, la diseñadora nos cuenta su imaginario para cada una de estas piezas, que responden y reinterpretan a cinco musas. Bianca Jagger, Kate Moss, Sharon Tate, Jane Birkin y Wallis Simpson son muy diferentes entre sí, como las novias Helbig, pero siempre han entendido la moda de la mejor de las maneras: siendo fieles a sí mismas, como lo fueron en su enlace. “De Wallis Simpson creo que lo que más me sorprendió fue su vestido de novia. Me pareció y me sigue pareciendo uno de los trajes más fabulosos que jamás he visto”, reconoce. 

La falsa inocencia de Kate Moss también ha cautivado a Teresa: “tuve la oportunidad de ver en directo en el Victoria and Albert Museum de Londres su vestido de novia y me impactó la delicadeza y a mezcla de texturas, una contradicción à la Helbig en toda regla”. La magia de Jane Birkin, dice la diseñadora, reside en su sabor mediterráneo: “Ser de donde somos, inevitablemente, ha marcado nuestra historia, nos gusta lo ligero, lo artesano, lo canalla, lo extrovertido… Y Jane (y su vestido de novia de punto maravilloso) lo tiene todo”. 

VER GALERÍA

- La historia de Beatriz, la novia del vestido especial que se casó en Gerona

Iconos de estilo

Recuerda Teresa, también, que Sharon Stone se casó con un vestido “cortísimo” y que eso la ha inspirado como creadora durante muchos años, ahora, en esta breve colección, de nuevo. “Me recuerda a nuestros inicios cuando, por un error garrafal en el que yo tuve que ser la modelo en los fittings de la colección ‘Carpi', las prendas quedaron ‘hípercortas’ (no tuvimos en mente que las modelos medían 1,80 y yo no llego a 1,70”, cuenta entre risas. Por último, la sofisticación es el valor diferencial que encuentra en Bianca Jagger, otra de sus musas en esta cápsula: “me enamora la sofisticación que la envuelve, desde el momento en que decide casarse con un traje chaqueta hasta su entrada en estudio 54 en su caballo blanco”. 

VER GALERÍA

- Los perfumes más buscados por las novias elegantes para dar el ‘sí, quiero’

Ellas son los referentes de una propuesta que recopila el ADN de las Helbig brides, que nunca pasan desapercibidas, con tejidos como el georgette, la gasa de seda, las puntillas, los tules de algodón, la rafia trenzada sobre base de tul, la piel moldeada a mano y los bordados preciosistas. Un conjunto de vestidos para prometidas gamberras, coquetas, audaces, femeninas, astutas y rebeldes, con mucha personalidad.

VER GALERÍA

- 12 novias espectaculares que dieron la vuelta al mundo con diseños españoles

Los años 50 en la moda nupcial

Esa inspiración en forma de mujeres que marcaron un antes y un después, también está presente en los vestidos de novia de Reguillo. La firma de novias e invitadas a medida, capitaneada por Paloma Reguillo, es una de las recién llegadas al sector y pese a su corto recorrido hasta la fecha (cuenta con un mes de vida) se ha convertido en una de las más buscadas del momento. Quizá su delicadeza y esa forma de interpretar a las divas del pasado en cada uno de sus looks sea la respuesta. Su creadora y directora creativa, curtida en reconocidas firmas españolas, también ha apostado por cinco looks que miran al pasado en la que ha sido su primera colección (o no-colección, como ella misma lo llama, porque busca ser atemporal).

VER GALERÍA

- Los nuevos looks de novia con los que imaginamos a las prometidas del momento

Desde Audrey Hepburn a Ava Gardner, pasando por Diana Ross, Lady Di, Cher o Grace Kelly; para la diseñadora no hay mejor fuente de inspiración que las grandes estrellas. “Mark Shaw, el fotógrafo del glamour. Fue uno de los retratistas más importantes de los años 50, una de mis épocas favoritas en la moda. A través de su fotografía, hoy podemos revivir esos años de auténtica elegancia y sofisticación de las estrellas de Hollywood”, contaba en su recién estrenado perfil, poco después de exponer sus referentes. Ese trasfondo se traduce en propuestas con mangas abullonadas, faldas voluminosas, lazadas inesperadas, cortes imperio y espaldas muy originales; realizadas con tules, crepés, rasos, bambulas y sedas salvaje.

VER GALERÍA

- Los increíbles diseños de novia 'made in Spain' que podrían inspirar a celebrities y princesas

Looks de cine

Otra de las grandes colecciones de la temporada mira hacia una de las películas más internacionales del siglo: La gran belleza, de Paolo Sorrentino. La reconocida modelo Marina Alonso viaja por el tiempo en la campaña de novia de 2022 de Boüret que, además, hace un guiño a la estética propia de Fellini. “Marina Alonso es nuestro Jep Gambardella particular. La anfitriona nos hace un recorrido por su particular boda, sin imposturas, disfrutando de los pequeños detalles y siendo ella misma sin importarle las opiniones de los demás”, explica la firma. 

VER GALERÍA

- Vestidos de novia lenceros y modernos, la gran apuesta de Boüret en 2022

Los años 30 y los 90 se fusionan en esta propuesta marcada por el satén, la organza, el duquesse y el crepé, tejidos de seda que cobran protagonismo en sus looks nupciales para el próximo año. Definida como un auténtico cóctel por la propia casa, es una propuesta versátil, diferente y con  detalles tan característicos como botones de perla o tirantes spaguetti, hechos a mano uno a uno. De hecho, en sus diseños y en sus imágenes, se respira ese aire cinematográfico que tanto gusta a las novias, ese que permite soñar con una boda de película, como las que celebraron las grandes musas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie