Tendencias de novias 2021 inspiradas en royals

Cinco tendencias 'royal' que son eternas en los vestidos de novia

Del escote barco al encaje más especial, analizamos todas las opciones que debes tener en cuenta

por Estrella Albendea

El vestido de Pertegaz que la Reina Letizia llevó en su boda, el diseño de novia de Kate Middleton, el look escogido por Mary de Dinamarca para dar el ‘sí, quiero’ y el estilismo nupcial de Magdalena de Suecia tienen una cosa en común: mangas largas. Es esta tendencia atemporal y favorecedora la que une a las cuatro royals por su estética, que ha sabido modernizarse en su justa medida con el paso del tiempo, pero no es la única. Pero este detalle no es la única una constante en los looks nupciales de princesas y reinas, también hay espacio para otras tendencias. Cuatro opciones que sirven de inspiración a las prometidas y amantes de las bodas, por su espectacularidad y por ser sinónimo de acierto seguro. Cuatro tendencias que llegaron para quedarse porque son el fiel reflejo de toda novia romántica.

- Estas 'celebrities' renunciaron al clásico vestido blanco el día de su boda

Escote barco

El primero de esos aciertos estéticos es el escote barco. Clásico y a la altura de los hombros, este escote favorece a todas, dado que despeja el cuello y deja ver las clavículas. Con él se puede potenciar la cintura y dar paso a una falda con volumen que estilice la silueta y rompa con una pieza poco actual. En este tipo de diseños confiaron novias tan memorables como Fabiola de Bélgica con un diseño de Balenciaga, Victoria de Suecia con una creación a medida de Pär Engsheden, Charlene de Mónaco y su precioso Armani Privé y Meghan Markle con su significativa y rompedora propuesta de Givenchy.

- Abrimos los joyeros de Kate Middleton y otras 'royals' el día de su boda

Larga cola

Precisamente Meghan Markle fue una de las novias royals que se apuntó a versionar otra de las grandes tendencias del momento: frente a la tradicional y larga cola, apostó por dar mayor longitud al velo, el gran protagonista de su look. Otras mujeres de la realeza sí que optaron por la alternativa más tradicional, solo apta para las románticas y que parece conquistar a las británicas. Eugenia de York vestida de Peter Pilotto, la Duquesa de Cambridge con una creación de Alexander McQueen y Lady Di y su famoso modelo de David y Elizabeth Emanuel están entre ellas. En los últimos meses, a la tendencia han decidido apuntarse algunas de nuestras novias más virales como Cristina, Ana o Anaïs.

- De la leyenda a la gran pantalla: las historias de amor más bonitas de todos los tiempos

Siempre mangas

Hablan los expertos de que ha habido un resurgir del interés por las mangas de novia en diseños preciosistas y de aires búcolicos. La tendencia ha hecho que proliferen las mangas julieta, las campana, las abullonadas o las raglán entre esos diseños más compartidos dentro y fuera de las redes sociales. Pero las royals fueron primero: son unas auténticas expertas en la materia, dado que en esos enlaces de carácter religioso no renuncian a este detalle y eligen, especialmente, las mangas largas y las francesas. Wallis Simpson fue una de ellas, pero detrás llegaron Carolina de Mónaco, Máxima de Holanda y Rania de Jordania, entre otras.

- La fascinante colección de vestidos blancos de Carolina de Mónaco

Corte princesa

La tendencia preferida y popularizada en los looks nupciales de la realeza es, sin duda, el corte princesa. Ese volumen en la falda, capaz de estilizar la silueta, hace parecer más alta y equilibrar a nivel visual la zona superior del cuerpo a las novias que se decantan por él. Muy femenina, romántica, atemporal y elegante, esta silueta encaja en todas las épocas del año y ha ido evolucionando con el paso del tiempo. En 2021 esta opción está acompañada de faldas amplias repletas de detalles, con volantes, con bordados y con tejidos muy especiales. En el otro lado se encuentran los looks princesa de carácter minimalista, en los que todo es liso, muy sencillo y sin estridencias, con el objetivo de mantener la naturalidad de las novias, como elemento principal del estilismo. 

        

- ¿Qué hacía la princesa Diana mientras se vestía de novia? Lo que no nos contaron de su boda                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           

Encaje

Frente a esa pulcritud y sencillez, son muchas las novias que han encontrado en los diseños de firmas internacionales como Pronovias y Rosa Clará un encaje especial, ese tejido que es capaz de transformar por completo una pieza para el gran día. También en diseños a medida se valora es más apropiado y de gran calidad, para zonas concretas del modelo (el escote, las mangas, el torso), con el fin de sorprender al novio y a los invitados. Pero, una vez más, las especialistas en emplear los mejores encajes en sus looks son las reinas y princesas. 

- Monos de colores para bodas de primavera, la tendencia que aprendimos de la reina Letizia

Inolvidable fue el vestido de novia de Magdalena de Suecia, firmado por Valentino Garavani, en el que fue uno de sus encargos más significativos y exclusivos, pues ya estaba retirado. La pieza estaba realizada en organza en seda plisada con encaje de Chantilly en color marfil, en base a la descripción facilitada por la Casa Real sueca. Igual de impresionante fueron los de Sofia de Suecia, Marie-Chantal Miller, princesa de Grecia y Claire Lademacher, princesa de Luxemburgo. Todas ellas con historias fascinantes detrás de sus míticos vestidos de novia. Como grandes prescriptoras de estilo, las mujeres de la realeza internacional destacan por su buen gusto y por haber conseguido convertir en atemporales esas tendencias que han marcado los looks más memorables en décadas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie