Aniversario de boda

El vestido de novia de Meghan Markle sigue inspirando a novias y diseñadores

Analizamos por qué los dos looks que eligió para su boda siguen gustando y lo seguirán haciendo durante mucho tiempo

Prince Harry Marries Ms. Meghan Markle - Procession

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Desde que se anunció el compromiso de Meghan Markle y el príncipe Harry hasta que llegó la fecha elegida para la boda, los rumores sobre quién iba a diseñar el vestido de la novia se iban sucediendo. Victoria Beckham, Erdem, Roland Mouret, Burberry o Sarah Burton fueron solo algunos de los nombres que se perfilaron como los favoritos para imaginar el vestido. Sin embargo, cuando llegó el gran día se desveló que Clare Waight Keller, la primera directora artística de Givenchy, había sido la encargada de elaborar, para la duquesa de Sussex, una prenda clásica, atemporal, discreta y diferente a las que eligieron otras   royals  británicas para sus enlaces. Un diseño que poco tuvo en común con su segundo vestido, obra de Stella McCartney, mucho más sensual y rompedor. Dos elecciones que marcaron un punto de inflexión en las tendencias nupciales.

BRITAIN-US-ROYALS-WEDDING-CEREMONY©GettyImages

Minimalista y con ‘escote Meghan’

“Un evento de estas características siempre es un detonante para la tendencia que abre los siguientes años. Y más cuando la elección de los vestidos es un acierto”, explica José María García, director creativo de Ze García, y uno de los diseñadores preferidos de las influencers. “Para mí, sin lugar a dudas, el primer vestido fue un rotundo acierto. A nivel protocolo es correcto para una boda de esa categoría. La manga es elegantísima y la cola y el velo le dan ese punto de majestuosidad. Respecto a su personalidad, considero que encajaba como un guante. Ella siempre tiene ese punto de discreción y elegancia, y en varias ocasiones ha apostado por este mismo escote, por lo que podríamos decir tranquilamente que es el ‘escote Meghan Markle’. De hecho, si les comento a mis clientas la opción de ‘escote Meghan Markle’ ellas identifican perfectamente a cual me refiero”, asegura el creativo.

BRITAIN-US-ROYALS-WEDDING-CEREMONY©GettyImages

Según la tradición establecida en los anteriores enlaces de la Familia Real Británica, lo normal hubiera sido que el vestido de la novia incluyera encaje de Honiton (una variedad inglesa muy delicada y floral del encaje de Bolillos) y detalles de flores de azahar, símbolo de pureza. Pero no fue así. Meghan prefirió prescindir de esos ornamentos y optó por un diseño con cuerpo ceñido, escote de barco y falta de silueta ‘A’ modificada de color blanco y elaborado en cadi de seda, un tejido que aporta cuerpo y cierta rigidez. Una prenda que bien podría englobarse dentro del minimalismo que ha imperado en los últimos dos años en el sector de la moda nupcial.

Ambas tendencias -minimalismo y ‘escote Meghan’- no solo han estado presentes en las propuestas nupciales de Pronovias, Ze García, Rosa Clará o internacionales como Lela Rose Bridal, también en las elecciones de las novias. Una de las últimas, Alejandra Ruiz de Rato, que apostó por un vestido creado especialmente para la ocasión por Alessandra Rinaudo, directora creativa de Pronovias.

La luna de miel de Alejandra Ruiz.©Antonio Terrón
Alejandra Ruiz de Rato el día de su boda, con un diseño de Pronovias.

Femenino y con escote halter

Igual que hizo la duquesa de Cambridge, Meghan eligió un segundo diseño para la recepción que el príncipe Carlos organizó en la casa de campo de Frogmore House: un elegante diseño en crepe de seda de cuello alto estilo halter y sin mangas obra de Stella McCartney.

Pocos meses después de la boda Rosa Clará presentaba en el marco de Valmont Barcelona Bridal Fashion Week, su colección de Alta Costura para 2020, una propuesta en la que el escote halter era uno de los grandes protagonistas. “Meghan Markle iba divina con sus dos vestidos y estoy convencida de que lo que vemos en la calle, lo que las novias nos piden, está influido por su elección. Al final el escote halter es muy favorecedor: favorece el cuello, el hombro… es una de las partes más sexy y femenina que puede enseñar una mujer”, explicaba la diseñadora.

BRITAIN-US-ROYALS-WEDDING©GettyImages

José María García nos cuenta que él también notó un aumento en la petición de este escote. “Ciertamente hubo un boom, pero también cabe decir que el escote halter es un escote elegante por naturaleza. Después de su boda volvió fuerte la tendencia, pero entre las más elegantes siempre es un must. Porque es un sexy no tan evidente ya que muestra las clavículas, los hombros, alguna espalda descubierta quizá... Es un escote difícil de encajar pero si lo hace es una opción ideal”.

Con estilo consiguieron encajarlo Sandra Gago o Mery Perelló que apostaron por él en sus segundos vestidos. También María Pombo o Candela Serrat, que lo eligieron para su look principal. Y un sinfín de novias anónimas que llenaron las redes sociales con sus elecciones virales.

Vestidos de novia con escote halter©GettyImages/@sandragago_/María Missaglia
María Pombo apostó por un diseño compuesto por dos piezas de Yolancris; para su segundo look nupcial, Sandra Gago eligió un vestido con escote halter; Candela Serrat escogió un vestido de aire romántico confeccionado en exclusiva para ella por Rosa Clará.

El poder de las royals

Cuando llega el momento de elegir el vestido de novia, los diseñadores aconsejan que se busque una prenda que favorezca la silueta, encaje con la personalidad y con la que la novia no se sienta disfrazada. Suelen repetir que es mejor buscar la atemporalidad y huir de las tendencias para que el vestido “envejezca” lo mejor posible. Es decir, que cuando la novia vea las fotos de su gran día pasados los años no sienta que llevaba una prenda con la que no se siente identificada.

Detalles look nupcial Kate Middleton©Cartier

Generalmente las royals siguen este tipo de consejos. Por eso no sorprende que el vestido de novia de Kate Middleton -celebró su décimo aniversario de boda hace solo unas semanas- siga siendo un referente para muchas chicas. Pero, ¿logrará serlo el de Meghan? “Cien por cien. La atemporalidad es algo que defiende y fomenta Ze García desde su nacimiento. Cuando una prenda es de calidad y su diseño es atemporal siempre envejece bien y te dura toda la vida. Además que al desvincularse de la tendencia nunca pasa de moda. Otro gran acierto para sus vestidos”, confirma José María.