Eugenia de York

Una princesa de Mónaco inspiró el segundo vestido de novia Eugenia de York, ¿de quién se trata?

La nieta de Isabel II ha revelado que se fijó en la película 'To Catch a Thief'

por María Calvo

El pasado viernes se inauguró en el Castillo de Windsor una exposición en la que se puede admirar de cerca los dos vestidos de novia que lució Eugenia de York  en el día de su boda con Jack Brooksbank. A punto de cumplirse los cinco meses de este enlace real, la Princesa visitó las instalaciones, donde volvió a reencontrarse con estos emotivos diseños que ya han pasado a formar parte de la historia nupcial. La exhibición cuenta con una audioguía que, sorprendentemente, ha revelado nuevos detalles de la boda que aún no habían salido a la luz, a pesar de la repercusión y el carácter mediático de la cita. En ella, es la propia Eugenia la que narra al visitante varias anécdotas acerca de sus looks nupciales, desvelando, entre otras cosas, de dónde procedía la fuente de inspiración para su segundo vestido de novia. Y no fue otra que uno de los vestidos que llevó Grace Kelly en una histórica película de Alfred Hitchcock.

VER GALERÍA

"Quería algo que recordara a Grace Kelly en la película To Catch a Thief, así que se lo propuse como referencia a Zac (Posen) y se le ocurrió hacerlo con una seda que había encontrado en Manchester. Cada drapeado, detalle, cada botón... todo está hecho cuidadosamente por él y por su equipo", reconoce la nieta de Isabel II en esta audioguía, según informó Town & Country. Y parece que el modisto estadounidense logró hacer realidad el sueño de la Princesa, a quien define en esta misma grabación como "un diseñador y amigo genial, divertido y brillante". Y es que consiguió plasmar la esencia del vestido blanco que llevó Grace Kelly en aquella película de Hitchcock conforme a los gustos y la silueta de Eugenia.

VER GALERÍA

Salvando las diferencias de corte y color, un cuerpo drapeado y una vaporosa falda plisada con mucho movimiento son el punto de encuentro de ambos vestidos. Grace Kelly siempre fue una de las actrices predilectas de Hitchcok. El director de suspense la eligió junto a Cary Grant para protagonizar esta película traducida al español como Atrapa a un ladrón y llevada al cine en 1955, un año antes de que la actriz contrajera matrimonio con el príncipe Rainiero de Mónaco. La elegancia de cada uno de los vestidos que lució la futura princesa de Mónaco durante ese rodaje no pasó desapercibida y aún son muchos los que guardan en su retina aquel palabra de honor blanco, obra de Edith Head, la diseñadora de Hollywood más prestigiosa de aquellos años.

VER GALERÍA

Por su parte, la hija del príncipe Andrés quiso romper la tradición que siguieron otras royals como Catherine Middleton o Meghan Markle, eligiendo como segundo look nupcial un diseño de color rosa, el más representativo de su generación. Lo utilizó para la recepción de noche, tras haber impactado al mundo gracias al vestido de Petter Pilotto con el que caminó hacia el altar. Zac Posen compartió en su perfil de Instagram muchos datos relevantes acerca de su confección, donde pudimos ver nuevos detalles dentro del propio atelier. Se trataba de un vestido de manga larga, cuerpo ceñido al torso y cintura enmarcada de la que nacía una falda vaporosa y con movimiento gracias a la minuciosa técnica de los microplisados. Además, incorporaba una capa, cosida al propio vestido, que cubría sus hombros y otros motivos como una botonadura forrada en la espalda y emotivos bordados con rosas, inspirados en la belleza de Windsor y en los campos que lo rodean. De ahí que la tonalidad elegida no fuera nada casual, ya que recreaba la Rosa Blanca de York, símbolo de la Casa de York, que se bordó discretamente sobre el hombro del vestido.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie