Rocío Dúrcal reaparece tras su convalecencia: 'Afortunadamente soy una mujer muy fuerte'

por hola.com
Aparte del tratamiento médico, el apoyo familiar, el cariño ¿es básico para seguir adelante?
Sí, pero no te tienen que mimar ni darte mucha coba, a mi por ejemplo me choca eso porque soy una persona muy independiente, siempre me he considerado fuerte. En cuanto te miman mucho te mosqueas un poco, dices ¿Y por qué me tratan así y por qué tanta monada y tanta cosita si nunca me lo han hecho? Tiene que ser un trato bastante normal como siempre ha sido.
¿Se deduce de esto que tu familia pasaba de ti hasta la enfermedad?
¡Qué va! Jamás, al revés, pero a mi no me gusta este trato tan especial , me gusta más estar normal, esa es la verdad.
¿En qué o quién te has apoyado en los malos momentos?
Tengo muchas cosas en la cabeza y no pienso en que me tengo que ir todavía, la verdad es que eso nunca lo pienso. Bajones he tenido poquitos. Me lo he tomado siempre como que tenía que salir adelante y que era una cosa más, como el que tiene un resfriado pero un poquito más. Hay que tener confianza en uno mismo y yo la tengo, mucha. No quiero que den bajones, si los he superado en otras cosas que no tenían que ver con la enfermedad ¿Por qué no lo voy a superar ahora? Es una cosa más que te pasa en el transcurso de una vida, pero estoy muy bien.
¿Vas a cambiar el ritmo de trabajo?
No lo sé, francamente, no por el hecho de la enfermedad, porque ya antes lo estaba pensando. No lo quiero dejarlo de golpe, esto tiene que ser como empecé, poquito a poco porque me resultará difícil no estar de un lado para otro, haciendo maletas, de aquí para ella. Quiero seguir haciendo cosas, pero estar como antes de la ceca a la meca no, porque ni mis hijos ni mi marido me van a dejar, ya no me dejan y tampoco se tiene ya veinte años.
Hablas de tu familia ¿Ellos son es tu gran premio? ¿Sin ellos no habrías podido afrontar lo que te ha tocado vivir?
Pienso que sí, si dijese lo contrario mentiría. Son los que están pendientes, te dan un apoyo tremendo, así a lo tonto, como digo yo, y si a lo mejor a mi se me puede pasar algo por alto, por ejemplo empezar a conformarme, por decir algo, los demás no me dejan, mis hijas no me dejan y mi hijo tampoco, está siempre pendientes de esto no hay que hacerlo, y si no pues venga, vamos a otra cosa, e ir mirando lo bueno. Es necesario tener esa base.
¿Cuántas veces has pensado, qué he hecho yo para merecer esto?
A veces lo he pensado, pero creo que soy una persona más, igual que soy una niña de Cuatro Caminos me ha pasado esto y también, por otro lado, he tenido el privilegio de cantar, de hacer películas. Me lo merezco, me lo dejo de merecer, es una cosa más que pasa y hay que tomarlo así, tranquilamente.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie