Emily DiDonato embarazada

¡Falsa alarma! La emoción de Emily DiDonato en la recta final de su embarazo

La modelo tuvo que visitar el hospital antes de lo previsto, pero algo ha aprendido de esta inesperada situación

por Luis Javier Merino

El pasado mes de junio, Emily DiDonato publicaba en su perfil de Instagram una fotografía en la que posaba frente a una puesta de sol y con el mar de fondo. Aparentemente, la imagen no debía suscitar demasiada ‘locura’ entre sus más de 2,3 millones de seguidores, pero no fue así. Hubo un detalle que hizo que la modelo neoyorquina, casada con el director de márketing Kyle (Brett) Peterson desde 2018, creará la revolución entre todos ellos. De forma natural, la estrella de la moda, de 30 años, ponía una de sus manos bajo su vientre que dejaba patente una feliz noticia: estaba embarazada.

VER GALERÍA

De este modo, confirmaba a todos sus seguidores (y amigos) que esperaba su primer hijo, una niña. Se unía así al baby boom de las modelos que adelantaban que se convertirían en mamás en este 2021, siguiendo el fenómeno maternal que se experimentó en 2020. "Abrumada por todo el amor de ayer. ¡Gracias a todos por todos sus amables pensamientos y mensajes! ¡Encantada de compartir este maravilloso viaje con todos ustedes! ❤️🤰🏻", comentó la modelo junto a su imagen frente al mar tomada en Sag Harbor, villa ubicada en el condado de Suffolk en el estado estadounidense de Nueva York. La bella fotografía iba precedida de una publicación que anunciaba su nuevo estado mediante un vídeo en el que mostraba su test de embarazo, algunas de las reacciones a la noticia y su primera ecografía. "Algo especial ocurrirá en diciembre de 2021 💞 ¡Fue tan difícil mantener esto en secreto! ¡Estoy tan emocionado de compartir con todos ustedes que estoy embarazada de una niña! ¡No puedo esperar para compartir este viaje con todos ustedes!", precisó.

VER GALERÍA

Una inesperada visita al hospital

Sin embargo, la modelo que se encuentra en su semana 36 de embarazo tuvo que visitar el hospital de forma inesperada tras experimentar aparentemente que rompía aguas y sentir contracciones. Finalmente, todo quedó en una falsa alarma y volvió a casa. Eso sí, como compartió con todos sus seguidores ha aprendido una lección: el parto no le pillará de improviso y sin estar preparada. “Nuestro viaje de campo al hospital ayer fue divertido y todo, ¡pero estamos listos cuando seas una niña! La bolsa de hospital está hecha y lista esta vez”, comentó tras la publicación de varios selfies en la clínica hospitalaria. En estas nuevas imágenes, la estadounidense posó con un look en el que llevaba un abrigo de peluche marrón de Hatch, sobre top ajustado de Beyond Yoga, leggins de Bumpsuit y botas planas de Khaite.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie