Vestido de novia de Máxima de Holanda

El vestido de novia de Máxima, una impresionante pieza de museo: dónde y cuándo verlo

La Reina holandesa 'se marcaría' un Diana de Gales al ceder su look nupcial para una exposición sobre la historia de la moda de los Países Bajos

por Mariana Torres

En la infancia, es frecuente escuchar historias idílicas sobre las princesas y sus pomposos vestidos. Aunque al crecer nos damos cuenta de que no todo es un cuento de hadas, las bodas reales mantienen viva esa parte de nosotras que se maravillaba con los cuentos clásicos. Es por ello que los looks nupciales de las royals marcan un antes y un después para futuras novias. El más sonado es, sin duda, el de Diana de Gales, que actualmente forma parte de la exposición Royal Style in the Making en el palacio de Kensington. Sin embargo, este no será el único gran diseño de boda real que podremos ver a través una vitrina este año. Medios neerlandeses reportan que Máxima de Holanda cederá su vestido de novia para una exhibición sobre el impacto de la moda holandesa que podremos visitar a partir de septiembre

VER GALERÍA

Los inolvidables looks de las 'royals' en la boda de Máxima de Holanda hace 19 años

Vestido de novia y obra de arte

El día del enlace entre Máxima y el entonces principe Guillermo, el 2 de febrero de 2002, fue una gran sorpresa descrubrir que se había decantado por un diseño sencillo, sin estridencias ni ostentosidades, estética que dista del maximalismo de sus estilismos actuales, donde priman los volúmenes y los grandes complementos. Se trató un vestido color marfil con mangas francesas y un discreto cuello redondeado, cuerpo liso y apenas dos elegantes apliques de encaje a ambos lados de falda. El gran detalle fue la llamativa cola de cinco metros de largo, así como el velo de tul floral artesanal. Digno de exhibirse en un museo, proviene de la Alta Costura de Valentino Garavani, diseñador italiano que invirtió tres meses en su realización por un valor total de 100.000 euros.

VER GALERÍA

Cinco tendencias 'royal' que son eternas en los vestidos de novia

Joyas históricas con un 'toque Máxima'

El velo hecho a mano estaba rematado con la misma corona de estrellas que lució la reina Beatriz, madre de Guillermo, en su enlace con el príncipe Claus 35 años antes, en 1966, aunque Máxima alteró la versión original para dar algo de brillo a su sobrio vestido de novia. La base realmente pertenece a la Tiara de Perlas, compuesta por filas de diamantes y flores con centro de perla y pétalos de diamantes. Reemplazó las flores perladas por los broches de estrella para presumir de una pieza única con guiño a la Casa Orange-Nassau que completó su fantástico estilismo nupcial.

Dónde podríamos verlo

Esta venidera exposición podrá disfrutarse del 8 de septiembre hasta el domingo 3 de abril de 2022 en la iglesia Nieuwe Kerk, ubicada junto al Palacio Real. Bajo el nombre de Maison Amsterdam, plantea un recorrido de 150 piezas por 250 años de historia en la capital, en el que Alta Costura y cultura juvenil -como los movimientos modpunk y hippy- se unen a través de los diferentes estilos representativos en igual medida de la moda holandesa y sus momentos icónicos, entre los que no podía faltar el vestido de novia de su Reina

VER GALERÍA

Se había expuesto en dos ocasiones anteriores

No es la primera vez que se puede mirar de cerca aquella fantástica creación italiana que vistió Máxima en su día especial, pues ya había formado parte de otras exhibiciones, aunque siempre bajo la temática de la Familia Real. La primera, titulada Máxima: 10 años en Países Bajos, tuvo lugar en 2011, dos años antes de convertirse en Reina, en el Palacio het Loo de Apeldoorn. La segunda, la cual se muestra en la imagen, conmemoró en el Palacio Real de Holanda el 50 cumpleaños del rey Guillermo, en abril de 2017.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie