María Castro en el Festival de Cine de Málaga 2021

María Castro y la anécdota que nadie olvidará del Festival de Málaga 2021

La actriz protagonizó el momento más divertido de la inauguración, al reciclar su segundo traje nupcial por un tierno motivo

por hola.com

Que los actores y actrices recibirían las galas de cine de 2021 con la máxima emoción es algo que podíamos imaginar; que una de ellas elegiría una alfombra roja para reciclar un vestido tan especial como el de tu boda, no. Pero así ha decidido hacerlo María Castro en la gala inaugural del Festival de Málaga y la razón no podía ser más práctica, pues "no tenía tiempo de ir de showroom en showroom" probándose vestidos. Así que, más de dos años después de casarse con José Manuel Villalba en su Galicia natal, la intérprete de Amar es para siempre ha decidido rescatar uno de los dos looks nupciales que "nadie había visto". Por si fuera poco, ha desvelado que no tiene intención en guardarlo de nuevo, pues quiere reciclarlo cuantas veces le sea posible por una conmovedora razón. 

VER GALERÍA

Festival de Málaga: las actrices impactan sobre la alfombra roja en la gran inauguración

María Castro se trasladó el pasado jueves 3 de mayo hasta la ciudad andaluza con su madre y su hija Olivia, de apenas 8 meses de edad, para poder darle el pecho a la bebé tras la alfombra roja. Para esta anticipada aparición en el Teatro Cervantes, guardaba una divertida sorpresa, tanto para sus fans ¡como para su marido! Así lo adelantó unas horas antes, mientras se preparaba para el evento:

"Mi momento de maquillaje y peluquería con el mejor, con Kley, de la mano de Dior. A ver qué sacamos en limpio de esta cara de cansadilla. Y me hace mogollón de ilusión porque hoy en la alfombra roja voy a llevar... mi vestido de la boda", explicaba con la naturalidad que la caracteriza. Según ha explicado "en la boda tenía un par de vestidos, uno para la ceremonia y otro para el baile, un poco más informal, muy romántico". Y ese ha sido el diseño que hoy ha rescatado porque "no tenía tiempo de ir de showroom en showroom, picando vestidos, y he dicho "pues este", que no lo ha visto nadie. Ya veréis que chulo", contaba emocionada minutos antes de mostrar sus sandalias de esparto al mejor estilo veraniego, un calzado que también llevó aquel día de septiembre de 2018.

VER GALERÍA

Ya sobre la alfombra roja pudimos descubrir el look completo, con el vestido en blanco roto, encaje y lazada en la cintura como protagonista, las llamativas sandalias doradas y un peinado con un toque hippie gracias a una trenza lateral. El maquillaje, obra de Kley Kafe para Dior Makeup, resaltaba sus ojos claros gracias a un eyeliner marcado que se completaba con unos labios rojos. Gracias al labial líquido Rouge Dior Forever de larga duración, María ha podido llevar la mascarilla hasta el último momento, cuando posaba frente a los medios.

VER GALERÍA

Antes de posar con este diseño en tan romántico y favorecedor, mandaba un divertido mensaje a su marido. "José Manuel Villalba, marido mío, aquí está el vestido de nuestra boda, el segundo, el del baile. Mira, esta cola tan preciosa que acabo hecha un nudo para hacer el porté de Dirty Dancing. Pero merecía la pena la causa. ¿Qué te parece? Está impecable. ¡Qué emoción!". Y es que si en su momento María dijo que su boda había sido "tal y como la había soñado", no resulta tan sorprendente que quiera revivirla siempre que tenga ocasión. 

VER GALERÍA

No será la última vez que lo lleve

Más tarde, la actriz compartió una instantánea desde el backstage en su perfil detallando la historia para cualquiera que se la hubiese perdido. Explicó que, para ella, no existe tal cosa como 'el vestido perfecto', ni siquiera tratándose del día de su enlace. En un principio, esta ni siquiera sabía en qué estado lo encontraría al rescatarlo del trastero: "Parecía un vestido sin dueña... abandonado (...) pero oye, fue limpiarlo, plancharlo y mimarlo un poco... y como nuevo!!!!" ¿Y quién dice que los vestidos de boda son solo para la ocasión? Con esta, ya serían dos las veces que lo ha lucido, y garantiza: "No será la última". Culminó el mensaje con una tierna dedicatoria a su compañero de vida, símbolo de los imborrables recuerdos que puede acoger una prenda tan significativa: "En fin... Sí al vestido. Y sí a ti, siempre sí".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie