Charlene de Mónaco

Charlene de Mónaco, una auténtica 'trendsetter' en los Premios Princesa Grace

La Princesa asistió a la gala con un estilismo que no ha dejado indiferente a nadie

por Luis Javier Merino

Muy comentada fue la presentación de Charlene de Mónaco en la edición de 2017 de los Premios Princesa Gracia (Princess Grace Awards). Aunque es ya toda una tradición que presida estos galardones, la esposa del príncipe Alberto generó un debate mediático y en redes debido a su nueva imagen. Un año después, vuelve a conseguir no dejar a nadie indiferente en este acto, aunque, en esta ocasión, es su estilismo el que acapara toda la atención. Su apuesta, un look de inspiración masculina que recrea elecciones que hemos visto recientemente, por ejemplo, en Melania Trump durante su viaje a Egipto o en Cara Delevingne como invitada en la boda real de Eugenia de York y Jack Brooksbank.

VER GALERÍA

Como ya hiciera en 2017, la princesa Charlene confía en Ralph Lauren para acudir estos premios que de Los Ángeles han elegido Nueva York como ciudad de acogida para su ceremonia de entrega de 2018. De esta firma estadounidense, elige un esmoquin negro con pantalón recto y chaqueta de doble botonadura con solapas en contraste. Decide llevar esta prenda abierta, dejando ver un complemento que potencia su estética con guiño masculino, unos tirantes de cuero negro. Sin embargo, logra equilibrar la imagen final al decantarse por unos zapatos de tacón. Juego de estéticas con las que se siente cómoda y que figura como una de las claves de su estilo.

VER GALERÍA

En el interior del evento, Charlene de Mónaco decidió mostrar su lado más desenfadado, pues decidió prescindir de la chaqueta durante estos momentos. De este modo, logra una imagen de impacto confiando en el poder de los básicos, en su caso, con una blusa blanca que deja desabotonada. Decisión con la que consigue un escote al límite y un guiño a la sensualidad más elegante. Además, permite ver con detalle un impresionante collar de diamantes de la firma Graff.

VER GALERÍA

Además de Charlene de Mónaco, también se encontraba en estos premios Pauline Ducruet. La hija mayor de Estefanía de Mónaco prefirió un look sencillo, pero impactante. Para ello, recurrió a un siempre acertado vestido negro. Se trata de una creación de Christian Siriano que presenta un corte sensual al presentar un escote asimétrico que deja un hombro al aire y una amplia abertura en la falda. Lo complementa con joyas de Chopard.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie