Reina Letizia

La reina Letizia no arriesga: otro Varela para los Premios Cervantes

Doña Letizia sigue fiel a su estilo y a su fórmula de reciclar los diseños pastel de su modisto de cabecera

por María Calvo

El Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares ha sido el escenario que ha acogido una nueva edición de los Premios Cervantes. Ha sido un fin de semana dedicado al mundo de la cultura y las letras que culmina hoy con la entrega del máximo galardón al escritor nicaragüense Sergio Ramírez. El almuerzo ofrecido el pasado viernes con motivo de este acto sirvió como preludio al look que hemos visto hoy en doña Letizia. Si el otro día recuperó el Varela azul que llevó en la comunión de la Infanta Sofía, hoy utiliza la misma fórmula y recicla un abrigo con vestido a juego en tonos pastel. Es del mismo diseñador y lo estrenó hace casi dos años en una visita oficial a Salamanca. La peculiaridad no reside sólo ahí, ya que con este look se confirma la tradición de que cada 23 de abril la Reina tiende a reciclar sus looks para entregar estos premios de literatura.

VER GALERÍA

Esta vez no ha habido sorpresas estilísticas, ya que suele recurrir a su modisto de cabecera en este tipo de actos formales. Se trata de un abrigo festoneado y bordado en guipur que combina con un vestido lápiz en rosa cuarzo a juego. Dos piezas de estructura prácticamente idéntica a las que llevó hace tan sólo tres días. Tampoco innova en los complementos, puesto que recupera unos salones nude de Lodi y una cartera de mano a tono con cierre de boquilla, también de Varela. Este accesorio lo estrenó en octubre de 2012, cuando aún era princesa, para acudir a la boda de los herederos de Luxemburgo. En cuanto a las joyas, y al igual que hizo hace dos años, apuesta por unos viejos conocidos: los pendientes de Yanes en forma de flor que tiene hace más de 10 años.

VER GALERÍA

En junio de 2016 estrenó este dos piezas para presidir el acto de entrega de la nueva Bandera Nacional al Regimiento de Especialidades de Ingenieros. Esta vez, recogió su melena en un moño bajo gracias a los que se podía apreciar los mismos pendientes que ha llevado hoy. Sin embargo, prescindió de clutch y optó por un pequeño broche en la solapa y unos salones de piel con una pequeña plataforma casi imperceptible.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie