reina_letizia_1t

Se resuelve el misterio sobre los nuevos pendientes de doña Letizia

La Reina ha hecho un guiño a la artesanía lusa con un diseño que podría ser un regalo del presidente de Portugal, que termina hoy su visita oficial en España

por María Calvo

El look de doña Letizia que lució durante la recepción en honor a Marcelo Rebelo de Sousa revelaba dos detalles curiosos. El primero, la tendencia de la Reina por incorporar pinceladas de color a sus prendas más oscuras y el segundo, unos pendientes de estreno que guardaban un simbolismo especial. Parece que este vestido cóctel con bordados de plumas de Carolina Herrera incita a innovar en los accesorios. Esta vez, y al igual que hizo durante la celebración del 30º aniversario del Diario Expansión, los pendientes robaron el protagonismo al resto del look, no sólo por su elaborado diseño sino ser un claro gesto de cortesía al Presidente de Portugal, ya que son piezas que pertenecen a la tradición de la artesanía lusa.

VER GALERÍA

La buena relación entre España y el país vecino queda reflejada en este sencillo guiño con capacidad de potenciar un estilismo y de engrandecer a la Reina como perfecta anfitriona. Todo apunta a que la Reina tenía estos pendientes reservados para una cita especial o para su siguiente encuentro con el Presidente de Portugal, ya que podrían haber sido un regalo del propio Presidente a doña Letizia en su Visita de Estado en noviembre de 2016. Se trata de piezas de filigrana dorada, un sello indiscutible de la orfebrería portuguesa que también tiene en su joyero otras royals como la princesa Mary de Dinamarca. La mayor parte de los diseños tienen una clara inspiración religiosa, como aquellas que representan el llamado Corazón de Viana, un símbolo muy popular en la ciudad lusa de Viana do Castelo donde tiene arraigo popular el culto al Sagrado Corazón de Jesús.

VER GALERÍA

Aunque éste es es el más conocido, dentro de la joyería tradicional lusa se pueden encontrar diversas formas y modelos con hilos entrelazados que forman un dibujo similar al de un encaje. Es típico del folclore portugués, pero muchas mujeres lo incorporan como accesorios a sus looks diarios.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie