Mario Testino

La reacción de los fotógrafos Mario Testino y Bruce Weber tras ser acusados de acoso

'The New York Times' recoge varios testimonios de modelos que les han denunciado publicamente

por hola.com

Mientras que el movimiento Time's Up aglutina cada vez a un mayor número de voces que se posicionan públicamente contra el acoso y el abuso sexual, siguen surgiendo testimonios que apuntan a reconocidos nombres y les sitúan en el punto de mira. Los últimos en ser señalados han sido los prestigiosos fotógrafos Mario Testino y Bruce Weber, referentes mundiales en el mundo de la moda y las celebrities. En un artículo de The New York Times se recogen testimonios de modelos que trabajaron con estos profesionales, a los que acusan de supuesta conducta inapropiada y deshonesta, detallando los episodios vividos cuando trabajaron con ellos.

VER GALERÍA

Las reacciones de los señalados no se han hecho esperar y así los representantes de ambos fotógrafos aseguraron que  estaban consternados y sorprendidos. Weber dijo en un comunicado que “nunca” hubo nada inapropiado mientras desempeñaba su labor. “Estoy conmocionado y entristecido por las escandalosas acusaciones, algo que niego tajantemente” asegura en un comunicado. La firma legal que representa a Testino restó también credibilidad a los testimonios y aseguró que varios exempleados con los que hablaron estaban “asombrados” y “no podían confirmar ninguna de esas alegaciones”.

Sin embargo, el simple hecho de que se hayan publicado sus nombres ha tenido consecuencias en la carrera profesional de ambos. A través de un comunicado Anna Wintour, la editora de Vogue USA, ha anunciado que no trabajarán en ninguna de las publicaciones de Conde Nast hasta que se aclare lo ocurrido. “Como muchos otros, me he sorprendido por la valentía de aquellos que han contado historias de mala conducta sexual. El abuso de poder ha durado demasiado tiempo en muchos lugares, incluso en Washington, Hollywood, en medios de comunicación, en Silicon Valley y, por último pero no menos importante, en la moda, donde muchas mujeres y hombres jóvenes han hablado sobre la manipulación y coacción en sesiones fotográficas y en otros entornos de trabajo", escribió Wintour.  

Considera a ambos fotógrafos "amigos personales que han realizado contribuciones extraordinarias a Vogue", pero asegura que toma las acusaciones "muy en serio". "Hemos decidido suspender nuestra colaboración con ambos fotógrafos a la espera de que se aclaren los hechos en un futuro próximo", sostiene en el documento. Anuncia además que el grupo Conde Nast ha creado un código de conducta para crear "entornos seguros y positivos para todas las personas con las que trabajamos".

Weber, que saltó a la fama a finales de los ochenta y ha sido el autor de campañas para Calvin Klein, Ralph Lauren o Abercrombie & Fitch, fue precisamente el artífice de la reciente portada de Vogue USA en la que aparece Serena Williams y su hija. La trayectoria de Mario Testino le ha llevado a situar frente a su objetivo a muchas celebridades, actrices, cantantes y modelos, e incluso a miembros de la realezaha retratado a la princesa Diana de Gales, el príncipe Carlos, los Duques de Cambridge y a la reina Rania de Jordania-.

El movimiento #MeToo y la campaña Time’s Up se han convertido en abanderados contra el abuso y acoso sexual de actrices en Hollywood, iniciativas que amplían su lucha para apoyar a mujeres de otras ramas del mundo del espectáculo y, en general, de cualquier ámbito. Para mostrar su apoyo a estas iniciativas las actrices en la reciente entrega de los Globo de Oro vistieron de negro y estos días el actor Mark Walhberg ha anunciado que donará 1,5 millones de dólares (más de 1,2 millones de euros) al fondo de defensa legal para las víctimas de acoso Time is up –dinero que ganó por volver a rodar escenas de su película All the money in the world junto a Christopher Plummer, que tuvo que sustituir a Kevin Spacey tras las acusaciones contra este-.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie