En mangas de camisa

Es uno de los símbolos del ‘Power Dressing’, pero la moda se ha encargado de descodificarla, sacándola de su contexto original y elevándola hasta configurar un nuevo escenario para ella. En él, la camisa masculina se torna absolutamente femenina, alargándose en forma de vestido, como hacen Valentino y McQueen, o cortísima, en la versión más viral de Miu Miu. Desde las aproximaciones más ‘avant garde’ a las versiones superventas, este verano será camisero o no será.

Jane Fonda posa de joven FASHION 115

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Decía Schiaparelli que, “en tiempos difíciles, la moda siempre es extravagante”. No está siendo sencillo reponerse de lo que sucede ahí fuera, pero aquí está la moda para hacernos soñar. En eso se empeña la industria esta temporada, en sacarnos una sonrisa, permitiéndonos, al menos durante un rato, interpretar la vida desde otro ángulo. Lo consigue, por ejemplo, dramatizando con creatividad los códigos de una prenda clásica como la camisa. Estrictamente formal, originalmente masculina y sorprendentemente versátil, las firmas más comerciales y vanguardistas (gusta a todos por igual) desnudan su esencia para crear algo nuevo. ¿Cómo? Te damos las claves de su genialidad para que las incorpores esta temporada.

Look Alexander Mcqueen FASHION 115©Alexander McQueen/ Bourrienne/ Raf Simons/ Valentino/ Carolina Herrera
Mil y una interpretaciones. No pierde su carácter, pero las firmas dan la vuelta a sus códigos. Con volantes y frunces exagerados (Alexander McQueen, Carolina Herrera), mangas de largura excesiva (Raf Simons) o silueta de vestido (Valentino), su ADN es tendencia esta temporada hasta el punto de convertirse en argumento de colecciones completas, como en el caso de la francesa Bourrienne Paris, que hace un estudio de la camisa en cada temporada.

El ADN de Carolina

Para Carolina Herrera, una camisa blanca es sinónimo de seguridad. Cuando la diseñadora lanzó su primera colección, en 1981, utilizando esta pieza del armario masculino como protagonista, quizá, no sabría que, décadas más tarde, sería un eje fundamental de su ADN de estilo. Cuarenta años después, Wes Gordon insiste en destacar sus bondades. Fiel a la ortodoxia que la casa emplea con esta prenda, esta primavera presenta una versión formal, aunque no exenta de cierta fantasía, con hombros pronunciados gracias a sutiles volantes. Y es que, como ella decía (y continúa diciéndolo), “te la puedes poner con cualquier cosa. Es la persona y la forma de llevarla lo que la hace diferente. Llevo diseñando camisas blancas desde siempre, pero no me canso de ellas”.

Un imprescindible

Está entre las cinco prendas de cualquier ranking que hable del fondo de armario. Optar por la más clásica o dejar que entren detalles actuales depende solo de ti. Bourrienne Paris es una firma francesa especializada en hacer colecciones que son también tesis sobre la camisa. “Nos inspiramos en la herencia francesa en las siluetas de las camisas que se hacían desde el siglo XVII hasta el XX. Trabajaban mucho los cuellos, las mangas y los volúmenes. En Bourrienne Paris hacemos lo mismo de un modo más contemporáneo”, comenta Cecile Faucheur, su directora creativa. El resultado son camisas que definen la silueta, marcan el tono del resto del look y están repletas de detalles (un corte, un cuello o un volante) que las convierten en piezas únicas y para siempre, como también logran con sus propuestas Jil Sander, Erdem o Dolce & Gabbana.

Camisa Carolina Herrera FASHION 115©Press Office

Cuestión de proporciones

La primavera se expresa de muchas maneras distintas y estamos ante una prenda verosímil en cualquiera de sus interpretaciones. Adopta la versión más larga, como proponen Valentino, Gauchere o Peter Do, y tendrás la clave de un vestido P-A-R-A T-O-D-O. Será el tejido el que marque el punto de sofisticación. Sin embargo, acórtala por debajo del pecho y tendrás el crop top más sorprendente y osado. Desde que Miuccia Prada lanzó su colección para Miu Miu, su look college con minicamisa está en todas partes.

En clave conceptual

Sin cuellos o con unos XL, inspirándose en las camisas a medida de Saville Row, con puños y cuellos rígidos y armados, pero rompiendo toda formalidad con una silueta gigante... La versión más novedosa de la camisa la ofrecen Marques’Almeida, Patou o Raf Simons. El belga no ceja en su empeño y, como reza su bio de marca: “Muestro mi actitud, mi pasado, presente y futuro. Utilizo los recuerdos e intento situarlos en el mundo actual”. Su interpretación de esta prenda icónica es un modo de demostrarlo.

Jane Fonda posa de joven FASHION 115©GettyImages
Jane Fonda, en una imagen muy de los sesenta, con camisa anudada, demostraba cómo no hacía falta mucho para darle la vuelta a los códigos de este básico.

Más sobre