¿Por qué mi gato pierde peso?

Si has notado que tu mascota está más delgada, te interesará saber que hay diversas causas médicas que afectan a su peso. Por ello, los veterinarios insisten que, ante la duda, pidas cita en tu clínica veterinaria de confianza.

Por Nuria Safont

Quizá hayas notado a tu gato más delgado de lo normal. Puede ser, sencillamente, que esté mudando el pelo. Es algo que ocurre cuando hay cambio de estación o en gatos que viven en pisos, debido a los sistemas de calefacción. Sin embargo, también puede ser debido a una enfermedad. O tu minino puede estar atravesando una etapa de más estrés. En cualquier caso, si lo más aconsejable es que hables con tu veterinario de confianza y pidas cita si lo estima conveniente. Sobre todo, si observas que la pérdida de peso viene acompañada de otros síntomas como disminución del apetito o letargia

Para conocer más sobre el peso de los felinos y cuándo debe preocuparnos, hablamos con Ana Ramírez, directora técnica de Kivet Clínicas Veterinarias (Kiwoko). La experta nos adelanta que el peso de un gato no responde a un baremo concreto. "Es como las personas: cada uno tiene un peso y puede ser saludable en función de otras características. Hay que atender también a cuestiones como la raza y la edad. Podemos decir que el peso se establece entre los 2  y los 5,5 kg pero varía mucho en función de la raza o el tamaño de nuestro gato".

- Leer más: Gatos más felices estimulando sus sentidos

¿Cómo saber si mi gato está perdiendo peso? 

Los gatos son mascotas muy independientes que pueden tener gustos exquisitos. Por ello es muy importante prestar atención a la comida para comprobar la cantidad que ingiere. "Si sospechamos que nuestro gato está en un peso que no es el suyo, inferior o superior a su peso ideal, podemos observar su figura para revisar si su peso es adecuado", señala la veterinaria. 

Para ello, observaremos si existe mucha diferencia entre sus patas, su lomo y el torso. Además de esto, debemos observar cuánto se le marcan las costillas a nuestro felino. Si se le marcan mucho las costillas es posible que nuestro felino esté desnutrido, o si, por el contrario, no se le encuentran, es posible que tenga algo de sobrepeso.

- Leer más: La razón por la que los gatos necesitan una dieta alta en proteínas

¿Qué factores influyen en la pérdida de peso?

"Si observamos que nuestro gato está perdiendo peso, debemos descartar cualquier problema médico que pudiera estar provocándolo", advierte la veterinaria. Y es que hay diversas enfermedades que pueden afectar a su peso corporal. Algunas de ellas son:

  • Diabetes
  • Problemas de tiroides
  • Enfermedades orales
  • Enfermedades oncológicas
  • Problemas renales
  • Problemas hepáticos
  • Afecciones cardiacas
  • Problemas digestivos
  • Infecciones

De ahí que, ante cualquier duda, debemos acudir a nuestro veterinario habitual para que verifique que su dieta sea la correcta y realice las pruebas necesarias ante sospecha de enfermedad.

Otro de los factores que influyen en el peso de un gato es la esterilización. Los gatos que se hayan esterilizado son menos activos y necesitan menos calorías que un gato no esterilizado. Por esto es fundamental administrar un alimento para gatos y potenciar el ejercicio en mascotas esterilizadas.

En cualquier caso, es importante acudir al veterinario para asegurarnos que estos consejos son suficientes para cuidar de cada gato. Además, respecto a los gustos, cada gato tiene sus preferencias. Normalmente, disfrutan del pavo o del pescado, pero hay que intentar darles alimentos con poca sal y tener en cuenta que los pescados siempre sin espinas.

- Leer más: Cómo saber si mi gato está enfermo

¿Cómo influye la alimentación?

Los hábitos de comida de los gatos pueden ser muy variados. Algunos gatos comen dos o tres al día, mientras que otros gatos comen durante todo el día pequeñas cantidades. Además de comida seca, "debemos administrarles comida húmeda para favorecer la ingesta de agua", recuerda Ana Ramírez. Esto ayudará a evitar problemas renales en el futuroResulta vital además promover que nuestro gato haga ejercicio para controlar su peso, ofrecerle estímulos y que se mantenga feliz.

Si optamos por alimentar a nuestro gato con comida casera, esta debe estar perfectamente calculada para no provocar en nuestro gato un problema nutricional. En el caso de alimentar a nuestro gato con este tipo de comida, debemos recurrir a un nutricionista veterinario para que calcule la ración diaria de nuestro gato. En el caso de no hacerlo así, nuestro gato podrá tener un problema de salud a largo plazo.

Para que nuestro gato cuente con una alimentación adecuada, no podemos olvidar las verduras y frutas, además de la ingesta de agua, relevante para su correcto desarrollo. Si conseguimos que nuestro animal de compañía mantenga una dieta equilibrada, combinando todos estos ingredientes, podremos percibir una notable mejora en su día a día. No olvidemos que, para una correcta alimentación, podemos ayudar a nuestro gato con complementos alimenticios. Existen piensos que pueden prevenir la formación de bolas de pelo o incluso ayudar a regular el peso reduciendo la obesidad del minino que evita que pase hambre y promueven su salud articular. Los productos disponibles hoy en las tiendas y clínicas son una excelente opción para mantener la salud de nuestro gato y apoyar su sistema inmunitario.

- Leer más: Alimentos buenos para gatos