Rocío Sainz de Rozas, la mujer que cambió las finanzas por la jardinería

Por fuera es una casa andaluza (con teja, color blanco y línea tradicional); por dentro, sin embargo, el estilo actual y depurado lo inunda todo. Entre jazmines y cipreses construye su mundo esta paisajista andaluza que un día dejó las finanzas para dedicarse a lo que más le gusta, trabajar el jardín

HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

El genius loci de un lugar es la manera en la que los elementos se relacionan en él conformando su quintaesencia; algo que Rocío Sainz de Rozas trata de preservar a través de sus intervenciones como paisajista, buscando la integración absoluta entre los jardines creados y el paisaje previamente existente. El concepto, derivado de la mitología romana -genius loci aludía en origen al espíritu protector de un lugar-, quizá conectó con la andaluza cuando, matriculada en ICADE, cursaba cuarto de Administración y Dirección de Empresas en Roma.

“En la naturaleza al final está todo interconectado. Y, como suelo decir, Dios es el mejor jardinero; ¡No hay ‘mixed border’ mejor hecho que una cuneta en Andalucía en Primavera!”
HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
En el jardín: Rocío, trabajando en su jardín, rodeada de jazmines estrella -una de sus debilidades-. Arriba, momento de relax en su salón con la obra Proliferaciones, de Cristina Almodóvar a su espalda.

Ya de antes los jardines la apasionaban, pero fue en la Ciudad Eterna, visitando las villas de Bomarzo del siglo XVI, cuando le explotó la cabeza. Su madre, Rocío de la Cámara, es todo un referente de la ganadería española de quien, además del amor por el campo, ha aprendido a luchar por lo que le gusta. “Su sitio es un burladero y el mío estar todo el día con las botas de agua puestas, pero la forma de entender la vida es la misma”. Así que terminó la carrera deprisa y corriendo para dedicarse a pasear por los jardines de toda Europa -de los romanos a los ingleses, y de aquellos a los naturalistas de Alemania y Holanda-.

“Preservamos todo el exterior para que siguiera cumpliendo con el prototipo de casa andaluza de teja, color blanco y línea tradicional”
HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
Arte, libros, plantas: en estas imágenes, el salón, con una biblioteca diseñada por RSR Jardines; obras de artistas como Elena Morales (sobre la chimenea) y Juan Suárez; piezas familiares y provenientes de brocantes y subastas; sofás de María Moreno Terry, y alfombras de esparto de Antonia.

En aquel trasiego nómada en el que buscaba educar sus ojos aprendió a mezclar plantas, a cultivarlas y a regarlas. Y de paso, completó su formación con ingeniería agrónoma. “Por suerte, mi marido, Jacobo, me apoyó en todo momento; nunca me dejó que no lo intentara. En el viaje de novios lo engañé para ver jardines en Escocia; y ahora hasta se sabe los nombres de muchas plantas en latín. Fue un proceso de inmersión y cambio de vida, de financiera a jardinera”.

HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
Rocío, en el recibidor, enmarcada por el mural creado por La colorería SVQ.

Bregada en Sotogrande, su gran escuela y su gran suerte -allí es donde conoció a su marido, Jacobo Martínez Benjumea-, se estrenó en Finca Cortesín para luego independizarse e ir dejando su sello en proyectos tan apasionantes como los de The Beach o el jardín del Real Club de Golf de Sotogrande. Pero, tras mudarse de Sotogrande a la casa familiar en el campo de Jerez, ha sido su casa de Sevilla -muy cerca de su estudio- la que le ha otorgado la estabilidad que ansiaba para ella y los suyos.

“Con 7 y 4 años, mis hijos, pobrecitos, ¡ya son maestros jardineros! Plantan bulbos conmigo en otoño, quitan malas hierbas mejor que los profesionales y hasta me ayudan a emparrillar los rosales”
HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
Zona de descanso: todos los dormitorios de esta casa cumplen rigurosamente una norma: ropa de cama blanca. Arriba, plaids verdes a juego con los cuadros de pájaros, debilidad de Jacobo, el marido de Rocío. Sobre estas líneas, un cuarto de baño y el dormitorio principal, con las flores siempre presentes -aquí en las cortinas- y acceso a una espectacular terraza.

Original de 1929, eso sí, con la casa llegó una gran reforma. “Preservamos el exterior para que siguiera cumpliendo con el prototipo de casa andaluza de teja, color blanco y línea tradicional”; y concibieron un interior actual y depurado, adaptado a su forma de vivir. También nació el jardín familiar en el que cipreses, jazmines y rosales trepadores conviven con las tejas y las ventanas verdes. La zona de caminos, de barro sevillano, se abrigó por setos de nombres complicados que Rocío enumera con precisión y no faltan bulbos de otoño como los narcisos, los crocus o los eremuros.

HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo

“Nos mudamos hace solo tres años, pero da la sensación de que lleva todo aquí plantado una vida; los cipreses han crecido como locos y las enredaderas parece que llevan años trepando. El secreto es que le dedico todo el tiempo que puedo con mis niños, Fernanda, de 7 años, y Jacobito, de 4 años. Mis hijos, pobrecitos, ¡ya son maestros jardineros! Plantan bulbos conmigo en otoño, quitan malas hierbas mejor que los profesionales y hasta me ayudan a emparrillar los rosales trepadores de la fachada. Nuestro juego favorito es ver quién reconoce más plantas cuando vamos en coche o montamos a caballo”.

HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
HOLIVING 28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
Toques personales: Arriba, vista de la cocina-office con cerámica de Balakata.

Montar es, de hecho, otra de sus grandes aficiones, que casa a la perfección con las dos primeras, la familia y los jardines y el campo. “Esa es mi lista de prioridades; corta pero intensa, ¿verdad? En la naturaleza, al final, está todo interconectado. Y, como suelo decir, Dios es el mejor jardinero; ¡no hay mixed border mejor hecho que una cuneta en Andalucía en primavera!”.

“Mi marido, Jacobo, me apoyó en todo momento; nunca me dejó que no lo intentara. Fue un proceso de cambio de vida, de financiera a jardinera”
HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
Sobre estas líneas, el comedor, en el que los escogidos elementos contribuyen a su especial carisma. Consta de una mesa de mármol de Macarena Gross, sillas de Rue Vintage 74, una alfombra de cebra y una composición de fotografías firmada por la artista, amiga de Rocío, Blanca del Río Oriol.

Así son sus jardines

Así son sus jardines

HOLIVING28 Rocío Sainz de Rozas©couche photo
Integración con el entorno

“Responde a la máxima de crear lazos entre el jardín que se crea y el lugar donde se crea ese jardín, respetando el genius loci”.

Naturalizados

“Se trata de utilizar especies adaptadas al medio, que evoquen la naturaleza salvaje y de carácter agreste, pero a su vez de gran valor estético, ecológico y de carácter sostenible. Es importante, además, hacer un uso eficiente del agua de riego”.

‘Mixed border’

“Término inglés para definir nuestra mezcla de plantas: un 70 % de planta siempre verde que le dará al jardín su ‘esqueleto’ y un 30 % de gramíneas y perennials -plantas con unas floraciones sucesivas- que garanticen que el jardín esté vivo a lo largo del año y cambie de color y aspecto. Un jardín rojo en otoño, azul en primavera... ¡pero siempre vivo!”.

 

REALIZACIÓN: SWING PRODUCCIONES

FOTOGRAFÍA: COUCHE PHOTO

ESTILISMO: TRIANA RUFINO PARA GLOBAL

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: JUAN DEL OJO

LOOK 1: SOPHIE AND LUCIE

LOOK 2: NOUS ANTWERP

LOOK 3: SOPHIE AND LUCIE

LOOK 4: CAMISA POMANDERE; PANTALÓN DE CHLOE STORA; PENDIENTES GAS BIJOUX

LOOK 5: SOPHIE AND LUCIE