Verano a todo color en Sotogrande

Entramos en la casa familiar de la emprendedora María d’Ornellas, en la urbanización más exclusiva del sur de España

Es bisnieta de los duques de Lécera, título creado por el Rey Fernando el Católico, y nieta de la marquesa de Vilanant

Casa Sotogrande

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Es uno de los destinos turísticos que atrae a más personalidades año tras año. La urbanización de Sotogrande se ha convertido en uno de los lugares más deseados y exclusivos del sur de España y en su interior alberga casas de ensueño, como la de la familia de María d’Ornellas, que sus padres construyeron desde cero hace catorce años. Una magnífica casa donde la vegetación ‘viste’ parte de la fachada y el color contrasta con el blanco de sus habitaciones y sus techos de madera. Su madre, Cristina Eulate, fue la maestra que se encargó de la decoración, y aunque ella era todavía una niña por entonces, ya la ayudó a hacerlo y disfrutó mucho con el proceso.

Portada ¡HOLA! 4011©Hola
Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Sobre estas líneas, la piscina y el jardín, al que se accede desde todas las estancias de la planta baja. Arriba, la entrada a la casa, rodeada de vegetación, con una fuente de aire andaluz en el centro.
“Lo que más me gusta de Sotogrande es la urbanización en sí. Tiene unas casas preciosas y me gusta dar paseos por sus callecitas para verlas”

Y es que María siempre tuvo muy claro que la fascinación que sentía por la decoración y el interiorismo tendrían que terminar formando parte de su futuro profesional y así ha sido. A sus veintiocho años, ha logrado su sueño de poder dedicarse a ello de manera profesional, después de que el año pasado, justo antes de que estallara la pandemia, tuviera el valor de emprender y lanzarse al mundo empresarial. Nieta de la marquesa de Vilanant y bisnieta de los duques de Lécera —título creado, en 1493, por el Rey Fernando el Católico—, ha conseguido hacerse un hueco a base de esfuerzo y perseverancia en el mundo del interiorismo.

Casa Sotogrande©ESI SEILERN
María d’Ornellas, de veintiocho años, nos recibe a las puertas de su casa familiar en la costa gaditana, donde siempre pasa, en familia, los meses de verano.

—Hola, María, ¿desde cuándo tenéis esta casa en Sotogrande?

—Desde hace catorce años. La construyeron mis padres desde cero y la decoró mi madre.

—¿Pasáis aquí muchas temporadas?

—Tratamos de venir lo máximo, pero a veces es complicado cuadrar las vidas de todos para venir. Aun así, los veranos no nos movemos de aquí ninguno.

Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Arriba, el salón, con techos abuhardillados con vigas vistas en blanco. Abajo, el ‘hall’, con la fuente de la entrada de fondo

—¿Cómo son tus veranos aquí?

—Mis veranos aquí se traducen en descansar, estar con mi familia y amigos y aprovechar para hacer todo el deporte que no puedo hacer durante el año.

“Tenemos esta casa desde hace catorce años. La construyeron mis padres desde cero y la decoró mi madre”

—¿Qué es lo que más te gusta de Sotogrande?

—La urbanización en sí. Tiene unas casas preciosas y me gusta dar paseos por las callecitas para ver casas nuevas e investigar.

Casa Sotogrande©ESI SEILERN
María en las escaleras de la casa, donde destaca un tapiz de su abuela, que antes perteneció a sus bisabuelos y va pasando de generación en generación.

—¿Cuál es tu rincón favorito de la casa?

—El salón, donde tenemos un remo del barco en el que mi abuelo hizo regatas en la Universidad de Cambridge, junto con su gorra y una foto del equipo entero.

“Aunque era bastante pequeña, me involucré en el proceso de decoración de la casa. Era inevitable, no podía haber nada que me hiciese más ilusión, y con mi madre he aprendido muchísimo”

—Tus padres, Fernando d’Ornellas y Cristina Eulate, ¿a qué se dedican?

—Mi padre es ejecutivo y consejero de varias empresas y mi madre, tras ser interiorista, ha desarrollado una marca de porcelana y vidrio pintado a mano.

Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Arriba, el acogedor porche, cuyo techo ‘se viste’ con enredaderas. Abajo, la colorida mesa del comedor interior junto a una alacena de aire rústico.

—¿De ella te viene la pasión por el interiorismo?

—Desde muy pequeña, sentí devoción por el mundo del interiorismo. Recuerdo comentarle a mi madre lo que me gustaba y lo que no de una casa y comprarme revistas como AD o House & Garden mientras estaba en el colegio. Supongo que es algo que he mamado desde pequeña, ya que, además de dedicarse mi madre a ello, mi tía tuvo una prestigiosa tienda de decoración en Madrid, llamada D’Ornellas, y también he tenido el ejemplo de mi bisabuelo Manuel Cabanyes, que era arquitecto y entre sus obras está la entrada a la urbanización de La Moraleja.

Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Casa Sotogrande©ESI SEILERN
“Tratamos de venir lo máximo, pero a veces es complicado cuadrar las vidas de todos”, dice María, que posa en un banco del jardín. Arriba, el comedor exterior.
“Heredé mi gusto por el interiorismo de mi madre y mi tía y también tuve el ejemplo de mi bisabuelo Manuel Cabanyes, que era arquitecto y entre sus obras está la entrada a la urbanización de La Moraleja”

—¿En esta casa has tenido algo que ver con la decoración?

—La gran maestra fue mi madre, yo era bastante pequeña, pero sí que me involucré en el proceso. Supongo que era inevitable, ya que no podía haber nada que me hiciese más ilusión. Con mi madre he aprendido muchísimo. A mi entender, tiene un gran gusto y me ha enseñado siempre tips de decoración o saber diferenciar muebles buenos, épocas buenas para las antigüedades y materiales.

Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Casa Sotogrande©ESI SEILERN
“Cada uno de los pasos que he ido dando me ha ayudado a llegar a lo que es mi trabajo hoy en día: administración de empresas, gestión de marcas, ‘marketing’ de marcas de lujo y, por supuesto, esa base de interiorismo”, nos cuenta la emprendedora, que posa junto a la piscina, en una mesa dispuesta con vajilla y mantelería de su empresa.

—Empezaste estudiando Administración y Dirección de Empresas, ¿por qué no te lanzaste desde el primer momento al mundo del interiorismo?

—Al terminar el colegio, me pareció que Administración y Dirección de Empresas podría dar una imagen más amplia de la gestión de un negocio. Mis planes se centraron en terminar estos estudios para poder dedicarme después al interiorismo, aunque, para mi sorpresa, me llevó más tiempo del que esperaba poder dedicarme plenamente a ello.

Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Una de las mesas del interior de la casa.
“Mi padre es ejecutivo y consejero en varias empresas y mi madre ha desarrollado una marca de porcelana y vidrio”

—También has estudiado un máster en Londres, en el Istituto Marangoni, ¿cómo fue la experiencia?

—Tras acabar mi carrera, empecé unas prácticas en el prestigioso estudio de interiorismo de Isabel López-Quesada, pero, al cabo de unos cuantos meses, creí necesario seguir aprendiendo más enfocada al área de business y dejé el estudio para desarrollar mis conocimientos en gestión de marcas de lujo, aunque siempre supe que volvería a la decoración. Tras terminar mi máster, empecé a trabajar en El Corte Inglés, donde gestionaba la relación con marcas de lujo como Givenchy, Saint Laurent, Etro…, y el marketing. Pero, a pesar de llevar cuatro años trabajando ahí y de mi entusiasmo por la moda, mi pasión seguía siendo la decoración. Cada uno de los pasos que he ido dando me ha ayudado a llegar a lo que es mi trabajo hoy en día: administración de empresas, gestión de marcas, marketing de marcas de lujo y, por supuesto, esa base de interiorismo.

Casa Sotogrande©ESI SEILERN
En los dormitorios de la casa predominan los tonos blancos en contraste con los colores vivos de las colchas y los cojines.
Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Casa Sotogrande©ESI SEILERN
En la pared tiene una colección de réplicas de veleros de época, que la familia adquirió en la Feria de París, y dos cuadros de barcos, junto a un escritorio ‘vintage’.
Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Uno de los cuartos de baño.
“De mis padres he aprendido la importancia de tener unos valores fuertes: honestidad, humildad y perseverancia, y un balance entre trabajo y familia”

—El año pasado creaste una nueva empresa, ¿en qué consiste?

—NetNest es un hub de decoración, como nosotros lo llamamos. Se trata de una plataforma online, donde facilitamos todas las herramientas para que cualquier persona pueda decorar su casa. Se divide en tres ramas: ideas, con contenido o tips de decoración; shop, donde vendemos productos de las mejores marcas, desde vajillas, manteles, muebles antiguos…, y operarios, donde tenemos una amplia cartera de profesionales experimentados y de alta calidad (carpinteros, ebanistas, entarimadores, tapiceros, pintores…).

“Al terminar el colegio, empecé a estudiar Administración y Dirección de Empresas y me centré en terminar la carrera antes de dedicarme plenamente a mi pasión: el interiorismo”

—¿Cómo se te ocurrió esta original idea?

—La idea nació de una necesidad. Ayudando a mi hermana a decorar su casa, nos dimos cuenta de que encontrar operarios cualificados era toda una ruleta rusa. Mucha gente los consigue por preguntar a sus amigos o familiares, pero realmente desconocen el resultado. Además, a veces, el proceso puede resultar tedio so, ya que nadie vela por los presupuestos o, incluso, pueden tardar demasiado en darte uno. Por eso facilitamos tanto el proceso como el resultado. Nos encargamos de hacer una selección de operarios buenos, mirar proyectos que hayan realizado y conseguir referencias.

Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Casa Sotogrande©ESI SEILERN
Arriba, una imagen de la piscina. Abajo, la empresaria pasea junto a la fuente de la entrada de la casa.
“Siempre supe que iba a emprender y este era mi momento para hacerlo. Sobre todo, viendo el empujón que tendría la decoración tras un confinamiento”

—¿No te dio miedo emprender un nuevo negocio en plena pandemia?

—Fue justo cuando estalló toda la pandemia. Durante todo el año anterior tuve la ilusión de emprender y la idea de crear NetNest. Por ello, durante el confinamiento, y mientras seguía trabajando en El Corte Inglés, empecé a buscarme un hueco para empezar con mi start up. Y, sin saberlo, empecé a llamar a marcas de decoración, que se fueron sumando al proyecto con alegría y positivismo, tras una época tan oscura que dejaba la pandemia. Siempre supe que iba a emprender y este era mi momento para hacerlo. Sobre todo, viendo el empujón que tendría la decoración tras un confinamiento como el que hemos vivido.

“Siempre supe que iba a emprender y este era mi momento para hacerlo. Sobre todo, viendo el empujón que tendría la decoración tras un confinamiento”

—¿Te dieron algún consejo tus padres?

—Lo que he aprendido de ellos es la importancia de tener unos valores fuertes: trabajo, honestidad, humildad y perseverancia, y que es importante tener un balance entre trabajo y familia, esforzándose en ambos día a día.

Casa Sotogrande©ESI SEILERN
“A mi entender, mi madre tiene un gran gusto y me ha enseñado siempre ‘tips’ de decoración o saber diferenciar muebles buenos, épocas buenas para las antigüedades y materiales”, nos explica María que posa en el jardín.

PRODUCCIÓN: INES DOMECQ

FOTOGRAFÍA: ESI SEILERN

AYUDANTE DE PRODUCCIÓN: CLAUDIA PINTADO

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: MANUEL CECILIO PORTILLO

DECORACIÓN FORAL: FLOR ENEA (WWW.FLORENEA.ES)

DECORACIÓN: NETNEST (WWW.NETNESTDECO.COM)

VESTUARIO: LOEWE, UTERQÜE, WORLD FAMILY, ZAITEGUI, ZARA