Tristán Domecq, un amor tan verde

Hace un año, el interiorista gallego tuvo un sueño: tener un invernadero en casa lleno de plantas tropicales y más de quince orquídeas. Así cuida sus plantas en invierno

Tristán Domecq LIVING
Por Realización: María Palacios

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

El jardín tiene mucho trabajo, pero es lo más satisfactorio del mundo”, dice el interiorista Tristán Domecq, rodeado de plantas, abejas y mariposas, en su pequeño edén formado por un jardín y un invernadero. “Mi idea inicial era tener un huerto y plantas tropicales, pero en Madrid no suelen sobrevivir. Descarté la idea de la huerta, pero cuando el jardín quedó arrasado después de la tormenta Filomena, decidí darme el homenaje. Diseñé un invernadero de inspiración británica y lo llené de aves del paraíso, kumquat y las 15 orquídeas que tenía en casa”. Son las niñas mimadas de su jardín, las únicas que riega él mismo manualmente una vez a la semana y abona con regularidad. “En el resto del jardín hay calamagrostis, gaura (una planta que echa flor hasta finales del otoño) y achileas. Otra zona está poblada de lavanda y salvia”, continúa Tristán.

Tristán Domecq LIVING©Andrea Savini
Tristán Domecq LIVING©Andrea Savini
El jardín de Tristán Domecq está situado en su casa de Madrid, a 15 kilómetros del centro.

“La idea que yo tenía era la de un jardín silvestre. Jugar con varias alturas y colores y tener plantas que en todas las épocas del año dieran flores”. A finales de octubre llega el momento clave para el jardín: es cuando hay que podar las plantas de flor, remover toda la tierra y ponerle el mantillo generado por el propio jardín. “Me pego un mes aproximadamente preparándolo para el invierno con ayuda de otra persona”, explica. “El jardín es mi hobby, leo mucho sobre plantas y es muy gratificante ver cómo se pone bien gracias a mis cuidados. En invierno me siento horas a observarlo pensando qué hacer después”, ríe.

Tristán Domecq LIVING©Andrea Savini
Tristán en la puerta del invernadero de su casa junto a su teckel, Cleo, fiel compañero en sus labores de jardinería.

Los cuidados

Tristán Domecq LIVING©Andrea Savini
Una buena tierra

“Lo más importante para las plantas es la tierra. Hay que removerla y cambiarla si vemos que está afectando al crecimiento. Tengo una trituradora y uso abono generado por el propio jardín”.

Cero química

“No uso pesticidas, insecticidas ni abonos químicos en las plantas. Realizo una labor preventiva fumigándolas con neem, que es un insecticida natural y si cogen algún bicho, las trato con cola de caballo”.

Poda y riego

“A finales de este mes, octubre, realizo una gran poda y durante el invierno, riego una vez a la semana si las veo muy secas”.


REALIZACIÓN: MARÍA PALACIOS

FOTOGRAFÍA: ANDREA SAVINI

TEXTO: VERÓNICA MARÍN

ESTILISMO: ALFONSO NAHUM

ATREZO: CESTO DE LOEWE; CARRETILLA, REGADERA Y PALA, DE SOL Y LUNA; PORTAVELAS, DE TRISTÁN DOMECQ CASA