Cyrus y Anna Pahlavi: en el hogar mallorquín de los herederos de una saga

Los príncipes Cyrus y Anna, junto a su hijo, Nikolai, nos reciben en la impresionante finca familiar de Mallorca, donde conviven con ponis, gallinas, pavos y otros animales, sin olvidar las ancestrales tradiciones del que fuese su reino, hoy Irán

Cyrus y Anna Pahlavi LIVING

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Desde que se viese obligada a abandonar Irán en los años setenta, la familia Pahlavi ha sido una de las más misteriosas y herméticas del panorama internacional. De copar portadas en medios de todo el mundo, pasó a llevar una vida alejada del foco mediático que no hizo fomentar su leyenda. Hoy, poco o nada se sabe de ellos, en especial de los miembros más jóvenes, como Cyrus y Anna Pahlavi, con quienes nos reunimos en la casa familiar de Mallorca.

Cyrus y Anna Pahlavi LIVING©ICIAR J. CARRASCO
Cyrus y Anna Pahlavi LIVING©ICIAR J. CARRASCO
Nikolai, de 14 años, Anna y Cyrus, posando en familia en el porche de la casa en la que pasan sus veranos. Situada en el punto intermedio entre ocho iglesias, a la finca se le supone una cualidad energética muy especial.

Representando mejor que nadie el espíritu de esta nueva generación de príncipes y princesas sin reino, la cosmopolita pareja vive a caballo entre París, Suiza, Seychelles y Mallorca y puede presumir de haberse ganado cierto reconocimiento en el mundo del arte como artistas -la última exposición de ella fue en el Museo de Arte Contemporáneo de Clichy- y como miembros de la organización de apoyo al arte emergente Let us In.

Cyrus y Anna Pahlavi LIVING©ICIAR J. CARRASCO
Cyrus y Anna Pahlavi LIVING©ICIAR J. CARRASCO
Cuando están en Mallorca, los Pahlavi hacen vida en el exterior de la casa, bañándose en la piscina y compartiendo el descanso con sus muchos animales, que campan libres por los inmensos jardines de la finca.

Cuando se conocieron, hace ahora 16 años, en París, Anna era una joven modelo ukraniana recién llegada a la ciudad, y Cyrus un príncipe bohemio que se abría paso en el circuito artístico. “A los cinco minutos de conocernos me invitó a irme con él al día siguiente a las Seychelles. ¡Le dije que no! ¡No le conocía de nada! Pero a su vuelta tuvimos nuestra primera cita”, recuerda ella. Y desde aquel día no volvieron a separarse. Al poco tiempo tuvieron a su hijo, Nikolai, y ella empezó Bellas Artes en la prestigiosa Parsons, contagiada por la pasión de su ya marido.

“A los cinco minutos de conocernos, Cyrus me invitó a irme con él al día siguiente a las Seychelles. ¡Le dije que no! ¡No le conocía de nada!” Anna
Cyrus y Anna Pahlavi LIVING©ICIAR J. CARRASCO
Cyrus y Anna Pahlavi LIVING©ICIAR J. CARRASCO
Escondida entre las colinas de la parte central de Mallorca, la finca está ‘protegida’ en sus extremos por antiguos animales tallados en piedra.

La historia de Cyrus -cuyo nombre rinde homenaje al fundador del imperio persa, Ciro el Grande- está llena de elementos dignos del mejor de los guiones de Hollywood. Es nieto de la recordada Ashraf Pahlavi, hermana gemela del Shah y conocida como La Pantera Negra, por su influencia en cuestiones de Estado (durante el reinado de su hermano, promovió la retirada del velo en las mujeres persas, por ejemplo). Cuando los ayatolás tomaron el poder en el país, él tenía ocho años y tuvo que ser enviado a una pequeña isla en las Seychelles, lejos de toda su familia, por motivos de seguridad. “Estuve allí seis años viviendo como Mowgli, de El Libro de la selva. Cuando después me enviaron a un internado en Suiza había olvidado llevar zapatos, aterricé descalzo”, cuenta él.

Cyrus y Anna Pahlavi LIVING©ICIAR J. CARRASCO
Cyrus y Anna Pahlavi LIVING©ICIAR J. CARRASCO
Cyrus y Anna Pahlavi LIVING©ICIAR J. CARRASCO
La casa está repleta de guiños al estilo y las tradiciones persas, si bien se la podría definir como totalmente libre y ecléctica.

En la misma época que Cyrus llegaba a Europa, sus padres, el príncipe Shahram y la princesa Niloufar, construyeron la casa de verano en Mallorca que desde entonces ha servido de retiro a la familia. “La historia es muy curiosa. Un amigo de mis padres encontró este terreno y quedó fascinado. Está en la intersección entre ocho iglesias, así que la energía es muy especial. Como él no podía comprarlo, convenció a mis padres para que lo hiciesen ellos a cambio de que él se encargaría de construir la casa. Y así lo hizo. Adaptándose al terreno y sin tener en cuenta las normas clásicas de la arquitectura… Pero no la cambiaríamos por nada”, sigue él. “Y fíjate cómo son las cosas que mi primer trabajo como modelo, días antes de que nos conociésemos, tuvo lugar aquí mismo. En el monasterio que se encuentra sobre una colina cercana, desde la que se ve la finca”, añade ella. Difícil no creer en el destino con casualidades así.

Cyrus y Anna Pahlavi LIVING©ICIAR J. CARRASCO
“Mi primer trabajo como modelo, días antes de conocernos, tuvo lugar aquí mismo. En un monasterio que se encuentra sobre una colina cercana, con vistas a toda esta finca”, Anna.



FOTOGRAFÍA: ICIAR J CARRASCO

REALIZACIÓN: LEIRE PEÑA

TEXTO: ESTEFANÍA ASENJO

PELUQUERÍA Y MAQUILLAJE: JONATHAN SÁNCHEZ (KASTEEL ARTIST MANAGEMENT)

LOOK 1: ANNA, CON CAFTÁN DE F.R.S.FOR RESTLESS SLEEPERS; NIKOLAI Y CYRUS, CON POLOS DE SANDRO

LOOK 2: ANNA, CON VESTIDO DE STELLA MCCARTNEY; PENDIENTES DE AURELIE BIDERMANN; ZAPATOS DE MANOLO BLAHNIK

LOOK 3: ANNA, CON PANTALÓN Y TOP DE PATOU; ZAPATOS DE MANOLO BLAHNIK

LOOK 4: ANNA CON VESTIDO, CHALECO, COLLAR Y BOTAS DE CÉLINE