Estar bien

¿Qué pasos debemos seguir para acabar con la dependencia emocional?

1/6 © Adobe Stock

Desde el punto de vista de la psicología, en las relaciones, sobre todo en las de pareja, podemos encontrarnos con una situación que se repite con relativa frecuencia: cuando uno de los miembros de la misma depende en exceso del otro. “La dependencia emocional debe ser entendida como un apego exagerado por el entorno donde nos movemos. En la mayoría de los casos tiene una correlación con inseguridad de esa persona, autoestima baja y que se unen formando una dependencia limitante en la toma de decisiones en su vida por sí mismo”, nos comenta el doctor Juvenal Ornelas de Mundopsicologos.com, quien apunta a que un ejemplo clásico está relacionado con la pareja. “Por miedo a perderla, el sujeto dependiente deja de tomar decisiones personales para estar en una continua indecisión, a la espera que sea otro quien le dé las pautas de su vida”, nos detalla. No hay duda de que estamos ante una situación que puede convertirse en tóxica, porque las emociones y capacidades individuales de la persona quedan irremediablemente en segundo plano. “La persona deja de tener iniciativa propia y comienza una espiral de dependencia”, nos dice.

 

Lee también: Los distintos tipos de relación de pareja: ¿cuál es la tuya?

2/6 © Adobe Stock

¿Qué pasos debemos seguir para superarla?

Una vez que tenemos claro cuál es el problema, llega el momento de plantearse cuál es el camino que tenemos que seguir si queremos superar dicha dependencia emocional. “Los pasos para superar esa dependencia tienen relación con el poder de creer en ti mismo sobre todas las cosas. Debemos fomentar que el sujeto entienda que todas y cada una de las decisiones en su vida son suyas, que influyen en su vida, y que ninguna de ellas debe o sigue un patrón de buenas o malas decisiones y sí un patrón de vivir bajo tu forma de entender la vida”, nos cuenta el experto, que apunta otros consejos:

-La persona tiene que entender que es ella la dueña de su destino, que hoy puede compartir tu vida con determinada persona, y que mañana puede cambiar todo.

-Que debe ser fiel a su manera de ser.

-Debe entender que ceder parte de lo que es por agradar o ayudar a otro no es la forma correcta de crear una relación sana.

3/6 © Adobe Stock

Una cuestión de carácter

“Debes potenciar, en definitiva, tu carácter, debes creer en tus posibilidades y en tus potenciales como individuo y que eso se mezcla con la madurez como persona. Que otros te lo hagan todo y sean responsables de lo que solo tú debes hacer es el peor remedio para cualquier ser humano, nunca se hará responsable de tus actos y siempre tendrá el comodín de la culpa es del otro que me dijo que lo hiciera. Se elimina toda capacidad de ser tú mismo, y se crea desde edad muy temprana un comportamiento inadecuado en el dependiente”, nos cuenta el psicólogo.

 

Lee también: Según la teoría del apego, tu felicidad se basa en cuatro tipos de caracteres posibles

Más sobre: