¿Cómo superar la Navidad si me acabo de divorciar?

La Navidad es una época de celebración, pero también de nostalgia y, para algunas personas, incluso de tristeza. Las parejas que acaban de divorciarse, además, pueden experimentar muchas emociones, algunas muy intensas.

Por Nuria Safont

La Navidad es una época de emociones que cada persona experimenta de forma diferente teniendo cabida sentimientos diversos, ambiguos e incluso contradictorios. A pesar de que hay personas que viven estas fechas con ilusión, otras la experimentan como una época del año en la que sienten nostalgia, tristeza, ansiedad e incluso dolor. Por regla general, "las emociones que sentimos en Navidad se relacionan con las experiencias que hemos vivido, por lo que el periodo navideño puede resultar un reto para los miembros de una pareja que haya pasado por un divorcio", Barca Mojarro Corrales, psicóloga sanitaria en Tribeca Psicólogos

Tras un divorcio, emociones como la soledad, la nostalgia, la añoranza, la tristeza, el estrés ante el ajuste a las nuevas dinámicas familiares que se hace necesario en estas fechas, o incluso la angustia, la rabia o la ira son emociones que pueden surgir en el procesamiento de esta nueva realidad.

"En estos casos es importante que exista un espacio para reflexionar y reconocer cómo nos sentimos. La época Navideña no tiene por qué comprometernos a estar bien si no estamos pasando por un buen momento, por lo que resultará fundamental comprender, entender y respetar las emociones que estemos experimentando. A partir de ahí, teniendo en cuenta que es posible que tras un divorcio la Navidad pueda resultarnos complicada, optaremos por trabajar la aceptación de la situación e intentaremos adaptarnos de la mejor manera posible a la misma", señala la psicóloga. 

- Leer: Las claves para pasar página, superar pasado y ser más feliz

¿Cómo manejar la sensación de soledad?

La soledad es una emoción que muchas personas experimentan durante la Navidad, pues esta época suele relacionarse con la celebración, la alegría, la compañía… y no en todos los casos se cumple esta ecuación. "Tras un divorcio, especialmente si antes se compartía esta época del año con la pareja, o si existen recuerdos significativos en pareja relacionados con Navidades anteriores, es posible que el manejo de la soledad pueda resultar difícil", apunta. 

Algo que podría ayudarnos a manejar la sensación de soledad y que nos ayudaría a conectar con los otros podría ser "establecer nuevas motivaciones relacionadas con esta época del año y fomentar nuevas tradiciones con familiares o amigos con el fin de evocar nuevas emociones y recuerdos", recomienda. Además, aceptar las emociones que estamos experimentando como parte del proceso de adaptación a la nueva realidad sin tu pareja, y comunicar las mismas a tu entorno cercano para que puedan proporcionarte apoyo emocional será de gran utilidad para paliar esa sensación de soledad.

- Leer: Gisele Bündchen: así pasa la primera Navidad tras su divorcio

Manejar el sentimiento de nostalgia

Es importante comprender que cada persona vive la Navidad de forma diferente, e incluso que la misma persona puede experimentar estas fechas de forma diversa cada año según aquellas vivencias significativas que hayan tenido lugar.

Resulta fundamental reconocer y aceptar que es normal sentir nostalgia o envidia viendo como otras parejas disfrutan juntas de estas festividades. "No te castigues por tener estas emociones, ya que probablemente necesites sentirlas como parte del proceso de adaptación a la nueva realidad sin la pareja. A pesar de esto, dejar de un lado la comparación y focalizar la atención en tu propio bienestar podría ayudarte a abordar estos sentimientos de forma más saludable. Reevaluar el significado que tiene la Navidad para ti y dedicar tiempo a enfocarte en lo que tienes, y no tanto en lo que no tienes, hará que esta temporada sea cada vez más significativa sin depender de la presencia de otra persona", recuerda Barca Mojarro. 

 

Cómo mantener una actitud positiva

Una vez que nos hacemos conscientes de que la Navidad tras un divorcio seguramente sea muy diferente a Navidades anteriores, establecer expectativas realistas conforme a esta festividad y aceptar los cambios que tendrán lugar facilitará mucho el cómo nos adaptamos a la nueva realidad.

"Además, enfocarte en crear nuevas experiencias o en generar un ambiente positivo en el hogar, compartir tiempo con seres queridos que puedan ser un fuerte sistema de apoyo, dedicar tiempo a cuidarte y a actividades que te produzcan satisfacción personal y priorizar tu bienestar emocional por encima de cualquier compromiso son aspectos que pueden ayudarte a cambiar la asociación negativa y a hacer de esta festividad una experiencia más saludable", añade. 

¿Unas navidades sin conflictos? Sí, si sigues estos consejos

Evitar la tentación de contactar con la pareja 

Entendiendo que cada divorcio tiene sus propias características individuales y teniendo en cuenta que la Navidad es una época del año en la que aumentan los contactos, reflexionar sobre qué tipo de comunicación con tu expareja te resultará saludable a medio y largo plazo, no pensando solo en la época festiva. Por otro lado, será bueno tomar conciencia del tipo de contacto que te es beneficioso tener, no dejándote llevar por el alivio momentáneo que pueda resultar el saber cómo se encuentra tu expareja, resulta fundamental de cara a no comprometer tu bienestar emocional.

En estos casos, "recapacitar sobre las emociones que se encuentran tras del deseo de contactar con tu expareja te ayudará a comprender mejor tus necesidades y a hallar maneras más beneficiosas y sanas de abordarlas", asegura la experta en psicología. 

Una vez identificadas tus necesidades reales, el hecho de establecer límites claros será fundamental de cara a evitar situaciones innecesarias que podrían generarte malestar, y te ayudará en el proceso de recuperación de tu propio equilibrio tras el divorcio sin la presencia de estímulos externos que puedan dificultar la adaptación y asimilación de la situación.

Estableciendo límites te regalas la oportunidad de enfocarte en ti, en tu bienestar, y en tu propio crecimiento y construcción de tu nueva vida tras el divorcio. 

- Leer: ¿Separarse bien es posible? Las claves para afrontar el divorcio 

Manejar la presión social y familiar

Ante una Navidad tras un divorcio, en la que es posible que tu bienestar emocional se vea comprometido, es importante que te comuniques con tus familiares y entorno próximo de forma honesta con el fin de que tengan en consideración el hecho de que no estás pasando por tu mejor momento; transmíteles cuál es la situación que estás experimentando a nivel emocional y cuáles son tus expectativas respecto a estas fechas con el fin de fomentar su capacidad de comprensión en relación a lo que necesitas.

Además, a pesar de la presión externa, es importante que focalices tu atención en los momentos agradables que estas festividades pueden aportarte y en las personas que te brindan apoyo. Prioriza lo que te aporte un mayor beneficio en el momento vital que estás experimentando y, en el caso de que gestionar la presión social y/o familiar te resulte abrumador, opta por ti y por lo que verdaderamente quieres y necesitas.

Cómo ayudar a los niños de padres recién divorciados

La gestión que hacen los niños de la Navidad tras el divorcio de sus padres dependerá en gran medida de la edad que tengan  y de cómo se aborde la situación en casa.

El impacto que pueden tener las celebraciones navideñas en los niños dependerá de aspectos como las herramientas con las que disponen y los recursos que se les proporcionan en el proceso de adaptación a la nueva realidad tras el divorcio, el apoyo que perciban desde los diferentes contextos de los que forman parte, y de cómo los padres son capaces de cooperar abordando las situaciones que puedan resultarles nuevas fuentes de estés.

En estos casos, "hablar con los niños sobre los cambios que van a tener lugar en esta época del año en un lenguaje que puedan comprender, así como mantener siempre abiertas las vías de comunicación animándolos a hablar y hacer preguntas sobre sus sentimientos y emociones resulta fundamental de cara a potenciar su adaptación y su bienestar en estas fechas", concluye la psicóloga de Tribeca Psicólogos. 

También te puede interesar: