chica-en-cama-ordenador

¿Es grave tener verrugas genitales?

No debes alarmarte pero sí hay que acudir al ginecólogo para que realice una exploración y determine la causa de estas verrugas así como a qué zonas ha afectado

por Nuria Safont

Las verrugas son unas pequeñas protuberancias en la piel que pueden ser de diversa índole. Cuando aparecen en los genitales entre las causas más frecuentes están las producidas por infección por el virus del papiloma humano (VPH) y las producidas por el virus responsable del molusco contagioso. En ambos casos se trata de infecciones de transmisión sexual. Por supuesto hay otros tipos de verrugas por otras causas que son menos frecuentes.

¿Voy a tener cáncer si tengo el Virus del Papiloma Humano?

¿Cómo podemos distinguirlas?

Si aparecen verrugas genitales hay que hacer una valoración ginecológica para hacer el diagnóstico correcto. "Las verrugas por el VPH suelen tener una superficie más áspera e irregular. Habitualmente aparecen en zonas cercanas al introito vaginal, periné o alrededor del ano, también en el resto de la vulva. Cuando detectamos este tipo de verrugas es necesario valorar si hay afectación por el VPH también en mucosas (incluso en el cérvix, ya que el VPH es el responsable de las lesiones premalignas y malignas el cuello del útero). Las verrugas por molusco contagioso, en cambio, suelen tener una distribución más dispersa, llegando a las ingles y muslos, su superficie es lisa-perlada y umbilicada (es decir, tienen una pequeñísima depresión en el centro)", nos explica la Dra. Miriam Al Adib Mendiri, ginecóloga y obstetra y autora de los libros Hablemos de nuestras vaginas y Hablemos de nosotras (ed. Oberon). 

Comprar por 18 €

 

¿Qué las causa? 

Como añade la doctora, entre las causas más comunes de la aparición de verrugas genitales están las ocasionadas por el VPH y el molusco son producidas por virus a través del contacto sexual. "El 80% de la población sexualmente activa ha tenido alguna vez en su vida contacto con el VPH. Una vez tienes este virus puede eliminarse por el sistema inmunológico o bien puede quedar acantonado en la zona genital y en algún momento donde baje la inmunidad podría producir sus lesiones características", señala. 

Las verrugas en sí mismas no son graves, como indica la especialista en ginecología. Pero hay que saber si son originadas por virus o no, si solo hay verrugas o hay más afectación, como por ejemplo la afectación del cérvix por el VPH. "Hay casos más raros donde la persona tiene una inmunodepresión importante y el VPH podría producir condilomas de gran tamaño", indica. Puede también haber afectación en la laringe y ano. "Hay que conocer todo el cuadro clínico completo para individualizar el tratamiento, en ocasiones y dependiendo de cada caso, hay que hacer un despistaje de otras ITS u otros estudios más amplios", apunta la Dra. Al Adib. 

Verdades y mentiras sobre el Virus del Papiloma Humano

Pasos a dar si tenemos una lesión en el área genital 

La experta es tajante en este sentido. Hay que acudir al especialista para averiguar exactamente de qué se trata. Y es que, según nos explica, aunque las verrugas por el VPH y del molusco son las más comunes, puede haber otras causas posibles.  

"A veces el diagnóstico es muy sencillo y solo con verlas podemos saber de qué se trata. Otras veces es necesario añadir otras pruebas complementarias (colposcopia, biopsia, PCR, despistaje de otras ITS…)", insiste. 

¿Cómo se tratan las verrugas genitales? 

Si se trata de verrugas por el VPH, si no hay afectación del cérvix y son asintomáticas podemos optar por diferentes estrategias: desde dejar que evolucionen espontáneamente hasta su resolución o bien podemos utilizar tratamientos tópicos hasta que desaparezcan o, incluso, quitarlas directamente (con láser, cirugía…). En el caso del molusco también podemos optar desde estrategias más conservadoras a más intervencionistas. "Hay que conocer el caso clínico concreto para individualizar correctamente el tratamiento", insiste.

Pero lo más importante es tratar de evitar que aparezcan y para ello, hay que hacer mucho hincapié en la prevención. "Para evitar las verrugas producidas por virus de transmisión sexual hay que cuidar los hábitos (para que el sistema inmunológico funcione lo mejor posible): alimentación equilibrada, evitar el estrés, descansar bien, evitar fumar, tomar el sol lo suficiente para tener buenos niveles de vitamina D (que entre muchas otras funciones es un importante inmunomodulador). Por supuesto también es necesario utilizar correctamente las medidas de protección frente a las ITS, es decir, utilizar correctamente los métodos de barrera como el preservativo durante las relaciones sexuales", concluye la Dra. Miriam Al Adib Mendiri. 

Cáncer de cérvix: síntomas y cómo prevenir 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie