trucha

Las razones por las que la trucha es un alimento necesario en tu dieta saludable

Al igual que otros pescados azules, su composición ayuda a suavizar los signos del envejecimiento de tu piel. Además, protege tus huesos y mejora el sistema digestivo y nervioso.

por Nuria Safont

Cuando pensamos en una dieta saludable nos vienen a la cabeza alimentos como la frutas, verduras, hortalizas, legumbres o cereales integrales. Las carnes blancas, los huevos y el pescado también se incluyen en esta idea que todos tenemos de alimentación sana y variada. Pero hay tipos de pescados que no los tenemos en cuenta, olvidando que pueden aportarnos más  nutrientes logrando, así, una mayor diversidad y, por lo tanto, asegurándonos sustancias que pueden contribuir a proteger nuestra salud, algo que se nota por dentro y, por supuesto, por fuera. Hablamos de la trucha, un alimento saludable con unas propiedades que la convierten en un producto impresindible en nuestra cesta de la compra. Médicos como Dr. Perricone, especialista en dermatoogía, resalta los beneficios de este pescado para la piel. Concretamente, intensifica la función de barrera protectora,  vuelve la piel más jugosa y luminosa, ayuda a reafirmarla y la protege. 

Las 6 semillas con más poder curativo en una dieta sana

La clave de los beneficios de la trucha está en su composición

La trucha es rica en omega 3, "Un ácido graso esencial que mejora la textura de la piel y favorece su manto hidrolipídico, aspecto por el que se refuerza también su función barrera, evitando de este modo pérdidas de humedad e hidratación", añade Elisabeth San Gregorio, directora técnica de Medik8. Además, hay otros ingredientes que la convierten en un alimento que no debería faltar en tu mesa. 

  • Fortalece los huesos y ayuda a prevenir la osteoporosis. El omga 3 favorece una mejor absorción del calcio y la producción de tejido en los cartílagos, lo que también ayuda a prevenir y actuar contra la osteoporosis, nos explican desde Ahumados Domínguez. 
  • Mejora la función del sistema nervioso y digestivo. Pescados como la trucha cuentan con otras vitaminas, como la A, D, B3, B6 y B12. Además tienen alto contenido en selenio y magnesio, siendo este último un elemento muy importante para el funcionamiento de nuestro intestino y nuestro sistema nervioso.
  • Tiroides, piel y cabello sanos. Al ser una fuente de yodo, es indispensable para el buen funcionamiento del tiroides y gracias al ácido alfa-linolénico, se favorece la absorción de la vitamina C y E que ayudan a la regeneración no solo de los músculos, sino también, de la piel, y el cabello. Además ahora que estamos en verano, el salmón ayuda a prevenir de los rayos ultravioleta

Dieta saludable para subir tus defensas y un ejemplo de menú 

Dos principios activos que luchan contra el envejecimiento

Aparte, la trucha, así como otros pescados azules como el salmón, contienen DMAE (dimetilaminoetanol) un ingrediente vegetal que se usa en la industria cosmética para prevenir los signos del envejecimiento de la piel. "Este activo es famoso por su capacidad para reafirmar la piel al contraer y ejercitar los músculos sobre los que se sustenta. La cantidad de DMAE de la trucha es similar a la del salmón y ayudará a que el rostro se vea visiblemente reafirmado", expone Raquel González, directora de educación de Perricone MD. 

Por último, y no menos importante, la trucha contiene astaxantina, "responsable de que la trucha tenga ese tono rosáceo, al igual que ocurre con el salmón. Este ingrediente es un poderoso antioxidante que protege el tejido de agresores externos, como los radicales libres, por ejemplo", concluye Valeria Navarro, directora técnica de la firma Boutijour.

Dieta sana para el tiroides: los alimentos que puedes comer

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie