vacuna-covid-chica

¿Por qué no debes tomar alcohol si te toca vacunarte de la COVID-19?

Entre las recomendaciones de los expertos está la de no beber ni una gota de alcohol cuando nos tengamos que poner el suero. Te explicamos por qué y cuáles son los riesgos

por Nuria Safont

Después de que el desarrollador de la vacuna Sputnik V,  el doctor Alexander Ginstburg, aconsejara moderar el consumo de alcohol tras la incolucación de una vacuna para protegernos de la COVID-19, nos hemos preguntado si hay algún riesgo en  tomar un botellín de cerveza o una copita de un buen vino para celebrar que ya estamos inmunizados.

Vacuna Covid-19: ¿puedo vacunarme si estoy embarazada? 

Riesgos de beber alcohol si me vacuno

El alcohol es un tóxico para el cuerpo. Eso ya lo sabemos. Además, cada vez más expertos nos alertan de que la costumbre de beber todos los días una copa de vino no es tan saludable. De hecho, nos recomiendan evitar este hábito y tomar alcohol solo de vez en cuando. Lo que no tenemos claro es si podemos consumir algo de alcohol antes o después de vacunarnos. 

"Algunas instituciones han recomendado no tomar alcohol, en primer lugar, porque una cantidad importante puede alterar la respuesta inmune. De hecho, los pacientes con un consumo excesivo de alcohol tienen de por sí mayor riesgo de padecer infecciones por este motivo. El segundo motivo es que una ingesta importante de bebidas alcohólicas puede producir la bien conocida "resaca", que podría sumarse a los síntomas de la reacción vacunal. En todo caso estas consideraciones se aplican a una ingesta importante de alcohol, que sería recomendable evitar en los días cercanos a la administración de la vacuna, pero no hay datos de que un consumo de alcohol de bajo riesgo (hasta una o dos bebidas alcohólicas al día) tengan una repercusión significativa sobre la vacuna, independientemente de sus potenciales efectos negativos en otros órganos", nos explica el doctor Dr. Miguel Marcos Martín, coordinador del Grupo de Trabajo de Alcohol y Alcoholismo de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Estas son las diferencias entre las distintas vacunas para la COVID

¿Qué puede pasar si bebo mucho alcohol?

Como señala el doctor Miguel Marcos Martín "el principal riesgo de un consumo excesivo de alcohol es que se altere la respuesta del sistema inmune a la vacuna, es decir, que nos pueda proteger peor, así como predisponer al organismo a tener más molestias en caso de una reacción vacunal". Este experto, insiste, de todos modos en que la recomendación se refiere al consumo de alto riesgo pero que no hay indicaciones específicas para el que se considera de bajo riesgo, es decir, dos bebidas alcohólicas en varones y una en mujeres. Esto, sin embargo, no debe invitarnos a tomar relajarnos con el alcohol, puesto que su consumo, como decíamos, afecta a todo el organismo y, a la larga, puede aumentar la probabilidad de tener algún problema de salud. 

Por otro lado, este especialista recuerda otras recomendaciones a la hora de ponerse la vacuna. Por ejemplo, un adecuado descanso nocturno y una alimentación saludable, dado que ambos factores favorecen el correcto funcionamiento del sistema inmune. Eso sí, concluye apuntando a que no está demostrado que suplementos nutricionales específicos mejoren la eficacia de las vacunas.

Coronavirus: riesgo de trombosis por Covid-19

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie