mujer tocándose las piernas

¿Qué señales de nuestro cuerpo delatan que podemos tener mala circulación sanguínea?

Hormigueo, picor, dolor en las piernas... son muchos los signos que nos pueden alertar de un problema

por Pilar Hernán

¿Notas hormigueo, pesadez en las piernas? Tal vez tengas mala circulación sanguínea y no lo sabes. Pero el cuerpo nos puede ir lanzando señale que nos alertan de que hay un problema que tenemos que vigilar para evitar posibles problemas. Lo primero que tenemos que tener en cuenta, tal y como nos explica el doctor Juan José Vidal Insua, angiólogo y cirujano vascular en el Hospital Vithas Vigo, los problemas de salud asociados con la circulación de las piernas pueden tener dos orígenes: uno la circulación arterial, que se da en pacientes fumadores, diabéticos y con problemas coronarios, y otro la circulación venosa.

En función del origen se manifiestan de distintas formas. Así, en el primer caso, el relacionado con la circulación arterial, se asocia con claudicación de miembros inferiores (dolor en los gemelos al caminar) y con heridas en los dedos que no curan. En el caso de la circulación venosa, que se da en pacientes con varices y presentan pesadez y picor al final del día, puede presentar flebitis y úlceras.

Lee también: ¿Se pueden prevenir? ¿Tienen solución? Resolvemos todas tus dudas sobre las varices

¿Cuándo deberíamos preocuparnos y pedir cita con nuestro médico?

Sin duda, la circulación es un problema que tenemos que tener bien controlado. “Cualquiera de los síntomas referidos (claudicación, heridas que no curan, varices y úlceras) son causa suficiente para realizar una consulta con el especialista”, nos explica el doctor. Le preguntamos, además, si se puede prevenir un problema de mala circulación sanguínea. “Las enfermedades arteriales se previenen con las típicas recomendaciones de no fumar, hacer ejercicio, control de la diabetes y la hipertensión arterial, si la enfermedad ya está establecida se pueden tratar con técnicas de cateterismo y stent; las enfermedades venosas tienen un componente genético que no es prevenible, pero son tratables con métodos poco invasivos y con una recuperación más rápida que los tratamientos convencionales”, nos cuenta.

Factores de riesgo

Por último, nos planteamos si hay personas más propensas a padecer problemas de circulación. “La genética tiene más peso en las enfermedades de circulación venosa que en las arteriales, en las que unos hábitos de vida saludables nos protegen de desarrollar la enfermedad; sin embargo, las varices pueden aparecer en personas, que se cuiden si su herencia genética los hace susceptibles”, concluye el doctor.

Lee también: Estos 7 alimentos mejorarán tu circulación sanguínea

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie