Consejos para hacer bien el ayuno intermitente para adelgazar y depurar el cuerpo

En general, es una buena práctica para que nuestro aparato digestivo descanse, y mejora la función renal o cardiaca. Pero debe estar supervisado por un médico.

Dr. Eduardo Junco


Colabora desde hace más de 20 años en la revista ¡HOLA! con artículos de divulgación y actualidad​ médica. ​En esta pequeña sección encontrarás información sobre todos los temas que afectan a nuestra salud y bienestar diarios​. Y todo ello contado con un estilo ameno, didáctico y profesional.​

Seguro que habrás oído hablar del ayuno intermitente, un tipo de 'dieta' o plan de alimentación a la que muchas personas, famosas y no, recurren para perder peso o mantenerse en su peso corporal y para desintoxicar el organismo. Pero, ¿es sano este tipo de ayuno? ¿Puede traer problemas para la salud o, por el contrario, la mejora? ¿Hay algún tipo de contraindicación?

El ayuno intermitente consiste en la restricción voluntaria en la ingesta de alimento sólido durante un tiempo alternante y determinado. El tiempo de ayuno es una situación normal y fisiológica en periodos cortos de tiempo en la vida diaria. A veces, iniciado de forma instintiva y natural, cuando aparece cualquier alteración de la salud.

El ayuno intermitente consiste en un ayuno voluntario, de corta duración, de horas o de uno, dos o tres días, que se acompaña de actividades especiales y diferentes como paseos, senderismo, gimnasias y otras actividades que potencian y mejoran la depuración y los resultados del ayuno.

- Leer también: Del ayuno intermitente al ayuno consciente, ¿cuáles son las diferencias? 

¿Cuáles son los fundamentos de esta 'dieta'?

Esta técnica dietética de ayuno y depuración está orientada a mejorar determinados aspectos de la salud y debe ser siempre dirigida por un médico o un especialista en nutrición.

Consiste en dejar de comer alimentos sólidos y tomar solo alimentos líquidos bajos en calorías, como agua, zumos de frutas y verduras, batidos o sopas, durante uno, dos o tres días y cuyo contenido calórico no supera las 400-500 calorías por día.

El efecto que se persigue con este ayuno es forzar al organismo que lo practica a utilizar sus reservas, grasas y su panículo adiposo, como fuente de energía, para así mantener su actividad y su metabolismo y, por tanto, para perder peso.

La disminución del aporte calórico de la dieta y el aumento de la ingesta de líquidos hace bajar de peso, aumentar la función renal y, por tanto, la depuración, dar descanso al aparato digestivo, disminuir la tensión arterial, bajar el colesterol y mejorar la función y el rendimiento cardiaco.

Precauciones a tener en cuenta cuando ayunas

La realización de ayunos intermitentes debe estar controlada por un médico, pues no todos los pacientes los toleran igual y no todos los que lo practican reaccionan de forma positiva ante el ayuno. Se debe estar atento a posibles reacciones indeseadas. Las hipoglucemias o bajadas de azúcar, la sensación permanente de frio, la inanición, las alteraciones gastrointestinales, el hambre, la irritabilidad y la ansiedad son algunas de las alteraciones que el ayuno puede ocasionar y, en tal caso, se debe estar bajo la supervisión de un medico por si fuera necesario suspenderlo.

Además es conveniente recordar que, si la persona que inicia el ayuno esta bajo tratamiento con algún fármaco de consumo habitual (hipertensión, diabetes), deberá tener muy en cuenta las alteraciones que el ayuno puede ocasionar, tanto en la dinámica del fármaco como sobre la enfermedad.

 

Composición de la dieta si haces ayuno

La composición de las dietas para los ayunos intermitentes pueden variar según los gustos, las patologías que pueda padecer el paciente o la orientación a la que están dirigidos. La ausencia de alimentos sólidos, el bajo aporte calórico y la abundante cantidad de agua son sus características más constantes y principales para perder peso y depurar el organismo.

  • Infusiones. De todo tipo. Estimulantes, sedantes, colagogas, antieméticas, protectoras de aparato digestivo, anti estreñimiento, digestivas…
  • Zumos de frutas. Frutas frescas, a ser posible ecológicas y de temporada.
  • Gelatinas y mucílagos. De limpieza intestinal y como soporte de otros nutrientes.
  • Sales laxantes. En pequeñas dosis y en relación al tránsito intestinal del paciente.
  • Batidos. De verduras frescas de temporada.
  • Caldos de Hortalizas y verduras. Siempre de temporada. A ser posible ecológicas. Estos caldos no deben llevar ni sal ni aceite.

- Leer también: Los errores más frecuentes a la hora de hacer ayuno intermitente

Beneficios sobre la salud del ayuno intermitente

El ayuno intermitente esta siempre orientado a depurar el organismo y a perder peso, pero se viene utilizando también para retrasar el envejecimiento, para tratar alteraciones cardiocirculatorias, para mejorar la piel, para las enfermedades reumáticas y otras patologías.

  • Disminuye el colesterol circulante.
  • Baja los triglicéridos.
  • Disminuye la resistencia a la insulina.
  • Baja la tensión arterial.
  • Estimula la inmunidad.
  • Disminuye la grasa visceral y el panículo adiposo y por tanto el peso.
  • Tiene efectos beneficiosos sobre las enfermedades reumáticas.

- Leer también: Alimentos que sí puedes comer si haces ayuno 

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie