Si cuidas así tu ojos tendrás menos problemas de visión

Te explicamos cuáles son las causas que pueden afectar a la salud ocular y qué debes hacer para protegerte, ya que si le prestas la atención que se merecen tus ojos, disfrutarás de mejor vista en el futuro

Dr. Eduardo Junco


Colabora desde hace más de 20 años en la revista ¡HOLA! con artículos de divulgación y actualidad​ médica. ​En esta pequeña sección encontrarás información sobre todos los temas que afectan a nuestra salud y bienestar diarios​. Y todo ello contado con un estilo ameno, didáctico y profesional.​

Unos ojos limpios y brillantes y una mirada franca indican buena salud. Los ojos son el espejo de nuestra salud y el sentido de la vista es el más importante de nuestros sentidos, pues a través de ella descubrimos el mundo que nos rodea, nos relacionamos, aprendemos y adquirimos la mayoría de nuestros conocimientos.

Por el contrario, en la enfermedad la mirada se apaga, los ojos están tristes, secos y sin vida y, en muchas ocasiones, a través de ellos descubrimos desequilibrios, alteraciones o enfermedades que afectan a todo nuestro organismo.

Es por esto que la salud ocular debe ser una constante preocupación a lo largo de la vida, teniendo en cuenta que si cuidamos nuestros ojos desde la infancia, al llegar a edades avanzadas tendremos menos problemas de visión y una vejez más grata y saludable.

- Leer también: Consejos para mejorar la salud ocular en el trabajo

 

Consejos de salud ocular

El cuidado de los ojos debe abordarse desde varios puntos: la ergonomía visual así como la dieta y la higiene:

Ambiente

Las radiaciones solares y más exactamente los rayos ultravioleta son perjudiciales para los ojos. Debido a la disminución de la capa de ozono de la atmósfera estas radiaciones llegan más intensas y perjudican de forma notable nuestra retina. Además de recomendar que nunca se debe mirar al sol de forma directa sin protección, el uso habitual de gafas con cristales homologados para evitar el paso de los rayos UVA sobre todo en ambientes abiertos (mar y nieve) es indispensable.

Por otro lado, la estancia en ambientes con aire acondicionado en verano o calefacción en invierno puede producir sequedad conjuntival intensa por lo que  suele ser beneficioso el uso de lágrimas artificiales además de mantener una buena hidratación.

Trabajo

El trabajo de oficina con la pantalla del ordenador es otra situación que puede perjudicar nuestra vista. Debemos permanecer a más de 60 cms de distancia de la pantalla, tener una buena iluminación ambiental y descansar periódicamente la mirada durante la jornada laboral. 

Alimentación

Está comprobado que existen determinados alimentos que son muy beneficiosos para una buena salud ocular y que, además, hay determinadas sustancias, proteínas, minerales y vitaminas que tienen un efecto beneficioso sobre determinadas estructuras de los ojos. 

Una dieta variada y sana compuesta por alimentos frescos y naturales, rica en frutas y verduras es la más adecuada. En general todos aquellos alimentos con alto contenido en sustancias antioxidantes, retinoles, betacarotenos y vitamina A ejercen una acción preventiva y curativa sobre la salud ocular. Estas tres sustancias están íntimamente emparentadas, pues son precursoras unas de otras y se encuentran de forma abundante en la naturaleza formando parte de los alimentos.

Los alimentos que contienen más cantidad de vitamina A, retinoles y betacarotenos son: el aceite de hígado de bacalao, los pescados azules, el hígado de ternera, la leche, los quesos y la yema de huevo, así como las zanahorias, las espinacas, la col, el hinojo, las fresas, el melón y la papaya.

Protección

La prevención de accidentes oculares es uno de los logros de la medicina preventiva. Tanto en las actividades laborales (fundidores, mineros, agricultores, construcción, administrativos, etc) como en la practica de deportes o en la vida doméstica (traumatismos, quemaduras, contacto con el agua, tóxicos, etc) la prevención de lesiones oculares con elementos de protección (gafas, lentillas, etc) ha hecho disminuir de forma notable su incidencia.

Cuidados e higiene

La higiene ocular pasa por la vigilancia del estado de nuestros ojos. El lavado diario con agua fría o caliente, la higiene diaria de los párpados con productos específicos para ello, el uso de compresas con agua fría  y/o salada o el uso de lágrimas artificiales son prácticas muy beneficiosas. El uso de lentes de contacto aumenta estas medidas de higiene y cuidados, así como de la vigilancia del estado de las lentillas para evitar lesiones corneales o inflamaciones de la conjuntiva.

- Leer también: Las vitaminas y minerales que protegen la salud de tus ojos

Prevención de enfermedades oculares

Existen enfermedades oculares que pueden aparecer a lo largo de la vida y que pueden ser prevenidas en mayor o menor grado. De ello también depende una buena salud ocular. 

La retinopatía del prematuro, por la respiración en las primeras semanas de vida de altas concentraciones de oxígeno en el aire inspirado debe ser prevenida y controlada.

La retinopatía diabética es una complicación grave y frecuente en el paciente diabético no controlado con cifras altas de azúcar en sangre, que puede ser prevenida y evitada.

Los graves defectos de refracción como la miopía maligna pueden ser controlados con tratamientos de lentes de contacto o cirugía.

Las cataratas del cristalino producidas por envejecimiento y otras causas , pueden ser prevenidas y controladas y finalmente tratadas quirúrgicamente por el especialista.

El glaucoma, si se diagnostica precozmente, evitará la ceguera, pues existen tratamientos medicamentosos y quirúrgicos que controlan la presión intraocular.

La degeneración macular puede ser prevenida y tratada con sustancias antioxidantes, luteína y vitaminas A, E y C.

- Leer también: La contaminación ambiental, una de las causas del ojo seco

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie