dermatitis

¿Hasta qué punto influye la alimentación en la evolución de la dermatitis?

Hablamos con un dermatólogo para que nos aclare la relación entre lo que comemos y las dolencias de la piel

por Pilar Hernán

Tal vez has oído hablar en alguna ocasión del vínculo existente entre la alimentación y los problemas cutáneos, en concreto las dermatitis. ¿Existe realmente ese vínculo entre nuestra dieta y un empeoramiento de estas patologías? Le preguntamos al doctor Pedro Rodríguez, dermatólogo en la Clínica Dermatológica Internacional hasta qué punto influye lo que comemos en la evolución de las pieles con dermatitis. “Menos de lo que siempre creímos, salvo contadas excepciones, en general no se observa una clara correlación de los brotes con los alimentos”, nos cuenta el doctor que sí que precisa que en algunas ocasiones, la dieta puede desencadenar o agravar la sintomatología de una piel atópica, por ejemplo, aunque explica que no es algo tan habitual. “En algunos pacientes la relación es clara y les recomendamos evitar esos alimentos en la medida de lo posible. Sin embargo, lo hacemos en muchas ocasiones sin poder demostrar mediante pruebas esa posible alergia”, apunta.

Lee también: Dermatitis atópica, mucho más que un simple picor de la piel

¿Hay que restringir determinados alimentos?

Entonces, ¿hay alimentos que deberíamos descartar? El dermatólogo es claro al respecto. “No, no merece la pena hacer ninguna dieta restrictiva, podemos acabar con una malnutrición en algún nutriente sin conseguir mejorar la piel”, nos explica. Ni tan siquiera la leche, tan denostada en ocasiones. El médico nos explica que no debemos eliminarla de la dieta salvo que “haya una intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de la leche de vaca demostradas. Suelen cursas con diarrea y en este caso sí que lo podemos descartar mediante pruebas”.

Lee también: Remedios caseros para aliviar la dermatitis

Su relación con las alergias alimentarias

Si hablamos de una alimentación sana recomendada, el doctor hace una defensa de la que tendría que ser nuestra dieta de cabecera siempre, también en el caso de padecer una dermatitis: “Una dieta equilibrada, mediterránea, variada”. Y nos cuenta que desgraciadamente no hay nutrientes concretos que puedan ayudarnos, en su opinión, a aliviar los síntomas que padecen las pieles atópicas, entre los que se encuentran el enrojecimiento de la piel y el prurito o picor. Por último, le consultamos si hay evidencias de que los afectados por la dermatitis atópica tengan más riesgo a padecer alergias alimentarias.

“En este caso la respuesta es un claro sí, la relación real y muy frecuente es que los niños con dermatitis atópica, al entrar en contacto con alimentos (frutas, carnes...) cuando la piel tiene eccemas, hace que las proteínas alergénicas de esos alimentos penetren en capas profundas de la piel y se desarrolle la alergia. Es decir, se suele creer que los alimentos causan problemas de piel, y en este caso es al revés, el problema de piel no controlado puede dar alergias a alimentos”, concluye el experto de CDI. Por eso, es fundamental contar con el asesoramiento de nuestro médico, para que paute las posibles pruebas de diagnóstico necesarias para aclarar qué es lo que nos sucede exactamente y poner remedio.

Lee también: Estos son los alimentos que más alergias producen

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie