palpitaciones corazón

Tengo palpitaciones, ¿cómo debo actuar?

Son una sensación de latidos acelerados del corazón, motivada en ocasiones por factores como el estrés o excitantes cardiacos como la cafeína, la teína o el alcohol

por Pilar Hernán

De repente, sientes que tu corazón va a mil por hora. Un acto que sucede de forma constante en tu cuerpo y que normalmente no percibes, de repente, se hace presente. Son las palpitaciones cardiacas que, en no pocas ocasiones, se convierten en motivo de desvelo para muchas personas, que afrontan con cierta preocupación estos momentos en los que sienten esos latidos de su corazón o cómo este se acelera, y piensan en la posibilidad de padecer una enfermedad cardiovascular. Pero, ¿debemos preocuparnos? Para intentar solucionar algunas de las dudas más frecuentes, hemos hablado con el doctor Luis David Vivas, jefe del Servicio de Cardiología de MD Anderson Cancer Center Madrid, quien nos ha ayudado a poner un poco de luz en esta patología. 

Relacionado: 10 reglas de oro para una buena salud cardiovascular

¿Qué son exactamente las palpitaciones?
Las palpitaciones son la sensación de latidos cardiacos más acelerados.

¿Es normal asustarse cuando notamos esos latidos del corazón?
A menudo, los pacientes refieren como palpitaciones la sensación de “vuelcos” al corazón o de “latidos vigorosos”, que no se traducen en una taquicardia patológica, sino que suelen reflejar latidos “extras” que produce nuestro corazón (extrasístoles).

¿Qué significan? ¿Nos están avisando de un posible problema cardiaco?
En este último caso no hay que preocuparse, pues en su mayoría son benignas y las tenemos todo el mundo en mayor o menor medida. En el caso que el paciente sienta latidos acelerados (que a menudo describen como si el corazón “me fuera a mil por hora”) y, además, se acompañan de otros síntomas como dolor torácico, mareos, pérdida de conocimiento o ganas de vomitar, es importante acudir de forma precoz al médico para ser valorado.

Relacionado: ¿Sabes cómo cuidar tu corazón?

¿Por qué aparecen, cuáles son sus causas más habituales?
En los casos benignos explicados anteriormente, factores como el estrés o excitantes cardiacos como la cafeína, la teína o el alcohol pueden ser el factor precipitante. En otras ocasiones, las palpitaciones pueden ser el primer síntoma de otra enfermedad como las alteraciones del tiroides. En el caso de taquicardias más complejas, la causa de los síntomas pueden ser alteraciones de nacimiento en personas jóvenes; problemas de hipertensión arterial, antecedentes de angina de pecho o insuficiencia cardiaca en pacientes más mayores.

¿Las padecen más las personas nerviosas?
El estrés puede ser un factor precipitante en los casos más benignos, como otros factores previamente comentados anteriormente. 

¿Qué podemos hacer para calmarlas?
En los casos más benignos bastaría con reducir o eliminar los factores desencadenantes anteriormente comentados: cafeína, teína, alcohol, estrés, etc.

¿Cuándo deberíamos acudir al médico en el caso de padecerlas?
En el caso de presentar una taquicardia en reposo y/o acompañada de síntomas como mareo, pérdida de conocimiento, dolor de pecho, falta de aire, etc. es recomendable acudir al médico para ser valorado mediante un electrocardiograma, la prueba fundamental para conocer si existe una arritmia cardiaca.

¿Cuáles son sus posibles complicaciones?
En los casos benignos, la mayoría de los episodios son autolimitados y de corta duración. En los casos más graves, la taquicardia puede llegar a producir daño en el corazón e, incluso, una parada cardiaca.

Relacionado: ¿Sientes que estás sufriendo un infarto? Tranquila, puede ser solo un ataque de ansiedad

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie