Jordi Evole cataplexia

¿Qué hay detrás de la cataplexia, la enfermedad que padece Jordi Évole?

El presentador sufrió un episodio durante su participación en el programa de televisión 'El Hormiguero'

por hola.com

Quienes estaban viendo la visita de Jordi Évole al programa de televisión El hormiguero se sorprendieron al comprobar cómo al presentador le sobrevenía en directo un episodio de cataplexia o cataplejía, la enfermedad que padece y de la que ya ha hablado en alguna ocasión. Afortunadamente, apenas duró unos cuantos segundos y se recuperó de inmediato, pero volvió a poner en el punto de mira esta dolencia. “Me di cuenta de que cuando me entraba la risa con según qué amigos, me entraba una flojera en el cuerpo de caerme, de no poder sostenerme verticalmente, cosa que hacía mucha gracia a la gente, porque me caía de la risa”, contó Évole en el programa presentado por Pablo Motos la primera vez que reconoció que padecía este trastorno. 

¿Qué hay tras esta dolencia?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la cataplexia está vinculada con el trastorno denominado narcolepsia y suele ser uno de los síntomas de esta patología, al margen de la somnolencia diurna. “La narcolepsia se refiere a la somnolencia. Pero muchas personas con narcolepsia también tendrán cataplejía, un trastorno en el que una gran emoción conduce a la parálisis de los músculos del cuerpo. Por ejemplo, una persona que sufre este problema puede ‘derrumbarse’ repentinamente cuando está riéndose con sus amigos. Parece que se ha quedado dormida y, sin embargo, no lo está, ya que es consciente de todo lo que está ocurriendo a su alrededor”, nos contaba en una entrevista Henry Nicholls, biólogo y autor del libro Duérmete ya. Un ensayo sobre la narcolepsia, el insomnio y la importancia del sueño.

Relacionado: ¿Sabías que la falta de vitamina D influye en la calidad del sueño?

Reacción ante emociones fuertes

Así, la cataplexia que se suele producir ante emociones fuertes como la alegría, el miedo, el estrés, la tristeza… produciendo en el paciente episodios súbitos de pérdida del control muscular total o parcial, que son generalmente breves, de apenas unos dos minutos como máximo. Tal y como pudimos comprobar en el programa, lo más habitual es que los episodios se produzcan durante momentos de emociones intensas, como puede ser tras un ataque de risa, tras la cual se produce esa pérdida de control muscular que hace que la persona se caiga de forma repentina, como le sucedió a Jordi Évole, que tuvo que tumbarse sobre la mesa para recuperarse. Hay distintos grados de presentación, y bien puede limitarse a una relajación de las rodillas o las mandíbulas o bien conllevar una parálisis temporal de todo el cuerpo, lo que puede dar lugar a caídas con consecuencias severas o incluso accidentes en el caso de que suceda cuando la persona está al volante. Así, los pacientes con cataplexia suelen presentar una mayor incidencia de accidentes domésticos y laborales.

Lee también: ¿Por qué dormir poco favorece la obesidad?

Tratamiento farmacológico

"No pasa nada, me tomo una medicación cada noche que me permite dormir mejor, estoy tratado en el hospital Clínico de Barcelona perfectamente bien y no es nada grave", matizó el presentador. Lo cierto es que, por el momento, no existe cura para la narcolepsia, y por lo tanto tampoco para sus síntomas, como la cataplexia, pero sí que se pueden administrar fármacos que ayuden a mejorar en cierta medida la calidad de vida de los pacientes. Los expertos recomiendan el uso del oxibato de sodio para tratar la cataplexia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie