Jordi Évole

¡Menudo susto! El periodista Jordi Évole sufre un ataque de cataplexia en directo

El presentador de 'Salvados' sufrió un mareo provocado por un ataque de risa, pero quiso aclarar que no se trata de una enfermedad grave

por Paloma Anaya

Comenzó el día en la cárcel entrevistando a Oriol Junqueras y concluyó en El Hormiguero realizando una prueba extrema dentro de un coche que se vio vuelto en llamas. Jordi Évole vivió un día de grandes emociones que quizá le pasaron factura. Mientras Pablo Motos realizaba una entrevista a Évole en la que presentaba su nuevo programa en la Sexta, Lo de Evolé, al invitado le dio un ataque de risa que le provocó un principio de cataplexia en directo. Por fortuna apenas duró unos cuantos segundos y el presentador se recuperó de inmediato. ¿Qué es la cataplexia?

VER GALERÍA

Todo sucedió cuando Pablo Motos le estaba contando una anécdota divertida y Évole rompió a reír. Ese momento de risas fue lo que le provoco un mareo, que hizo que tuviera que tumbarse sobre la mesa para recuperarse. Aunque al principio Motos quiso quitarle importancia, al ver que no era una broma del entrevistado, se comenzó a preocupar por su estado de salud, ya que él ya conocía su enfermedad. "A ver si te vas a desmayar", dijo preocupado. "No, es que tiene una enfermedad. Cuidado, poca broma", le aclaró a la audiencia. Segundos después Évole volvió en sí y reconoció que había sido un principio de cataplexia: "Sí, sí, me ha dado. Me ha dado un poquito".  Por suerte, todo quedó en un pequeño susto.  

Motos y Évole recordaron la enfermedad que el periodista sufre. La cataplexia es una patología que provoca debilidad muscular repentina, normalmente cuando se producen esfuerzos corporales como la risa o el llanto. Pero lo que nadie esperaba es que le fuera a dar en directo.

VER GALERÍA

Évole aprovechó para explicar que no se trata de una enfermedad grave, ya que después de que hablaran de este problema en su anterior visita a El Hormiguero, no dejan de preguntarle por su dolencia. "A mis padres, vayan donde vayan, les preguntan: '¿Cómo está tu hijo? Está bastante mal, ¿no? Tu hijo está a punto de morirse'", contó. El invitado quiso tranquilizar al público. "No pasa nada, me tomo una medicación cada noche que me permite dormir mejor, estoy tratado en el hospital Clínico de Barcelona perfectamente bien y no es nada grave", matizó. "Será una cosa seguramente de por vida, pero nada grave". Finalmente, Évole pidió encarecidamente a la audiencia que por favor dejaran de asustar a sus padres. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie