evitar-tirar-comida

Medio ambiente

Descubre cómo reducir el desperdicio de alimentos estas navidades

Se calcula que hasta un tercio de la comida que preparemos estas fiestas acabará en la basura. Un problema que no sólo afecta a nuestra economía, sino también al medio ambiente

por hola.com

Ya ha empezado la cuenta atrás. Las Navidades están a la vuelta de la esquina, y muchos aprovechan estos días para organizar los últimos detalles de unas fiestas que reunirán a miles de familias. Además de los seres queridos y los regalos que Papá Noel dejará bajo el árbol la próxima semana, la otra gran e indiscutible protagonista de estas fechas es la comida. De hecho, tal y como desvela un estudio elaborado por Bnext, los españoles destinaremos cerca de la mitad de nuestro presupuesto navideño –un 45%- a la alimentación.

Está claro que todos queremos que nuestros menús sean perfectos. Nada puede faltar en la mesa a la hora de sorprender a nuestros comensales, y conseguir, así, que disfruten de una Nochebuena y una Navidad de ensueño.

Sin embargo, este afán por satisfacer los gustos de nuestros invitados, puede convertirse en un problema. Es habitual que en Navidad cocinemos muchos más platos de los realmente necesarios. Y toda esa comida que hemos preparado con tanto cariño, pero ha sobrado, tendrá un trágico destino: el cubo de la basura.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, España es el séptimo país de la Unión Europea que más alimentos desperdicia, y el año pasado, nuestro desecho alimentario aumentó casi un 9%. Lo que significa que se perdieron unos 1.338 millones de toneladas de comida.

- Lee: ¿Tiras comida a la basura? Estas son las graves consecuencias (que quizá ni imaginas)

Un problema para el medio ambiente… y para nuestros bolsillos

Despilfarrar comida no sólo es malo para nuestros bolsillos, puesto que nos cuesta unos 250 euros por persona al año, sino también para el medio ambiente. Cuando desperdiciamos alimentos, estamos gastando toda la energía y el agua que se emplean para cultivarlos, cosecharlos, transportarlos y empaquetarlos. Y si, finalmente, éstos acaban en el vertedero, se pudren y producen metano, un gas de efecto invernadero.

Según informa 'World Wild Life' (WWF), el desperdicio de alimentos supone aproximadamente el 8% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el hombre.

-Lee: ¿A diez años de un colapso climático?

Los datos hablan por sí solos. Ha llegado el momento de tomar conciencia, y proponernos consumir de una manera responsable. Más si cabe durante estas fiestas en las que se calcula que desecharemos hasta un tercio de la comida.

Por ello, desde la app 'Too Good to Go', que lucha contra el desperdicio de alimentos, nos facilitan una serie de consejos para lograr reducir nuestros residuos de alimentos en estas fechas tan señaladas.

  1. La improvisación queda fuera del menú. La organización y planificación son vitales. Antes de ir a la compra, echa un vistazo a la despensa y la nevera para ver si tienes los alimentos que necesitas en casa. De ser así, comprueba cuál es su fecha de caducidad para aprovecharlos antes de que expiren.
  2. Una vez sepas qué te falta, haz una lista. De esta manera, evitarás meter en la cesta de la compra aquello que no precisas.
  3. Crea los menús en función de los comensales. Calcula, aproximadamente, qué cantidad de comida necesitarás por persona. Recuerda que tu objetivo no es cocinar en exceso ni en defecto. Que no sobre ni falte.
  4. Las recetas, al pie de la letra. Sigue cada uno de los pasos que vienen en la receta. De esta manera, tus probabilidades de error disminuirán y, por tanto, no tendrás que repetir el plato.
  5. Evita comprar aquello que no te gusta. Muchas veces, aunque no nos gusten, compramos algunos productos simplemente porque son típicos de Navidad. Cuando los veas en el supermercado, acuérdate de por qué no son de tu agrado. Es Navidad, pero no tienes que llevártelos contigo.
  6. Recuerda: todo se guarda, nada se tira. Si te ha sobrado comida, ¿por qué no la guardas en un táper? Hazle un sitio en la nevera, y si ves que no vas a consumirlo pronto, congélalo para más adelante.
    Dale rienda suelta a tu imaginación. Algunos de esos platos pueden presentarse de otra manera y reutilizarse.

Siguiendo estas recomendaciones, no sólo ahorrarás dinero, sino que estarás aportando tu granito de arena para cuidar el planeta.

- Lee: Paulina Villalonga muestra cómo combatir el cambio climático a la hora de hacer la compra

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie