mujer-abrigada

Medio ambiente

Sigue estos consejos para ahorrar en calefacción y ser más eficiente en casa

Un consumo energético desproporcionado a la hora de calentar nuestro hogar en invierno puede tener serias consecuencias tanto para el medio ambiente como para nuestro bolsillo

por Gtresonline

El invierno todavía no ha hecho su entrada de manera oficial, pero las bajas temperaturas ya han comenzado a hacerse sentir en gran parte de la geografía española. Además de las cálidas prendas de abrigo, la mejor forma para combatir el frío es cobijarnos en casa. Sin embargo, calentar nuestro hogar no es siempre una tarea fácil, ni mucho menos, sostenible. Además de suponer uno de los principales gastos de la economía doméstica, un desproporcionado consumo energético puede provocar un profundo impacto en el medio ambiente. Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDEA) del Ministerio para la Transición Ecológica, en España la calefacción representa como media el 47% del consumo de energía de un hogar, por lo que no derrocharla y aprender a utilizarla de una manera más eficiente es de vital importancia tanto para el planeta como para nuestro bolsillo. A continuación, te explicamos cómo.

Lee: Claves para ser energéticamente más eficientes

VER GALERÍA

Abre las persianas

El sol es la principal fuente de energía natural, por lo que debemos intentar sacar su máximo rendimiento. La luz del día calienta tu casa, por lo que aprovechar las horas de sol y dejar que los rayos se filtren a través de las ventanas durante las horas centrales del día ayudará a mantener una temperatura más agradable en el interior. Por el contrario, cierra bien todo durante la noche para mantener la casa bien aislada para evitar la pérdida de calor.

Abrígate, aunque estés en casa

Estar cómodos en nuestra propia casa es algo fundamental, pero por muy a gusto que te sientas en pantalón corto y tirantes, puede que no sea la opción más eficiente en invierno. La temperatura ideal de los ambientes interiores oscila entre los 19 y los 21 grados centígrados, según el IDEA, de modo que, es mejor abrigarse lo necesario para no pasar frío en lugar de abusar de la calefacción. Asimismo, otra de las recomendaciones para ahorrar es, si es posible, encender la calefacción solo en las habitaciones en las que vayas a estar.

Lee: 10 ideas para lograr una casa más ecológica

El termostato, clave para ahorrar

Disponer de un sistema electrónico de climatización para poder planificar mejor las horas que deseas mantener tu hogar caliente es una de las mejores opciones de cara al ahorro y tu propio confort. Si pasas la mayor parte del día fuera, puedes programarlo para que la calefacción se encienda un par de horas antes de que llegues a casa para que la encuentres a tu gusto y que se apague una hora después de acostarse para evitar que se te olvide.

Apaga la calefacción antes de irte a la cama

Cuando se está acostado y arropado no es necesaria la calefacción, que incluso puede llegar a ser excesiva. Aunque para subir la temperatura se consume más energía, apagar la calefacción durante la noche resulta más eficiente puesto que supone un gasto mucho más prolongado en el tiempo y recuperar los grados perdidos durante el día apenas llevará un par de horas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie