La horchata gana cada vez más adeptos, descubre su poder nutritivo

La horchata gana cada vez más adeptos, descubre su poder nutritivo

El sabor de la horchata no se olvida nunca y, sin embargo, solemos obviar esta alternativa saludable cuando bebemos algo refrescante fuera de casa. Si te gusta su sabor, descubre ahora qué puede hacer por ti la chufa.

por Cristina Soria

Aunque popularmente se tiende a pensar que la chufa es un fruto seco, lo cierto es que es un tubérculo, más parecido familiarmente a la patata que a un pistacho. De hecho, la planta de la que se extrae la chufa es incluso considerada una mala hierba porque se trata de una especie muy persistente, que aflora con gran facilidad y que consume muchos recursos naturales. Tanto es así, que donde se cultiva chufa no se puede cultivar otra cosa, dado que esta planta absorbe todos los nutrientes.

Como decíamos, es considerada una mala hierba porque aparentemente es una planta muy poco atractiva, con un aspecto común de hojas lanceoladas. Y aunque en España, concretamente en la Comunidad Valenciana, se considera un producto con un arraigado valor cultural, porque con ella se elabora la horchata. Realmente la temperatura de nuestro país no cumple con todo su ciclo y, mientras en otras latitudes la chufa es una planta perenne, en España es anual, dado que en invierno la planta muere y no logra fructificar. No en vano su origen es africano, y el ambiente mediterráneo le favorece en verano pero acaba con ella en invierno.

Leer: Esto es lo que tienes que comer para evitar el síndrome premenstrual

Una bebida refrescante, nutritiva y con un sabor muy especial

Muchas veces queremos pedir una bebida refrescante y no caemos en la cuenta de que existe la horchata, que está elaborada a partir de chufa, agua y azúcar. Es una solución perfecta para no tomar alcohol, refrescarnos y, lejos de contener gas o componentes artificiales, es 100% natural y tiene propiedades funcionales muy beneficiosas para tu organismo.

VER GALERÍA

Si echamos la vista a su composición, descubrimos que es fuente de hidratos de carbono, y que por tanto nos aportará una buena cantidad de energía. Por cada 100 gramos de chufa, 45 gramos son hidratos. En este caso, no habría que confundir la horchata de la chufa, pues en la bebida los nutrientes están diluidos en agua y la cantidad de batido que hay que consumir para llegar a ese nivel de hidratos es mayor.

Leer: Dónde encontrar las vitaminas y minerales necesarios para prevenir la astenia primaveral

Muchas proteínas y aceite similar al de oliva

Los principales nutrientes que contiene son almidón y sacarosa. De la horchata, el 25% de su contenido son lípidos, y en este sentido, si la comparamos con los frutos secos, encontramos una mayor concentración de grasas vegetales que en los cacahuetes, por ejemplo. De estas, más del 80% son ácidos grasos insaturados, con un perfil lípido similar al aceite de oliva. Por lo que la chufa se puede considerar un alimento muy saludable.

La proteína mayoritaria de la chufa es la albúmina, no en vano más de un 80% de sus proteínas son de este tipo. Generalmente se encuentra en el plasma sanguíneo y constituye la mitad de las proteínas en sangre y es muy necesaria para nuestro organismo porque ayuda a mantener la presión osmótica, que hace que el fluído sanguíneo no traspase las capas de los vasos sanguíneos.

Entre los nutrientes de la chufa se encuentran las vitaminas C y E, que aportan energía de forma rápida y directa, por lo que puede ser utilizada en el caso de personas que hayan realizado un esfuerzo físico considerable y necesitan reponerse, o quienes estén en un proceso de desnutrición severo.

Leer: Recetas que saben a horchata

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie