5 tipos de ejercicio para combatir la celulitis de forma eficaz

Dime cuál es tu tipo de celulitis y te diré la mejor forma de combatirla

Casi todas las preguntas que nos hacemos para ser más felices, sentirnos más saludables y atractivas pasan por una dieta adecuada y hacer ejercicio físico. Este es el caso de la tan temida celulitis, para la que hay un antídoto del que jamás deberíamos olvidarnos: ejercicio constante.

por Cristina Soria

Según un estudio de la Sociedad Española de Medicina Estética, el 85% de las mujeres tiene o ha tenido celulitis en algún momento de su vida. Sin embargo, el deporte es el principal aliado para deshacernos de ella, además de vigilar nuestra alimentación y buscar un ritmo de vida saludable.

¿Qué es la celulitis?

Se conoce también como piel de naranja porque de forma visible parecen los hoyuelos de este cítrico, pero en nuestra piel, y se localiza en las zonas más propensas a acumular grasas: el abdomen, muslos y glúteos. Surge por varias razones, tanto como consecuencia de un embarazo, por mala circulación hasta por retención de líquidos, pero podemos ayudar a evitar su aparición si realizamos ejercicio físico de forma contínua y si nos centrarnos en estas zonas. 

Leer: Este es el mejor tratamiento contra la celulitis (y es asequible para todos los bolsillos)

Los aliados contra la celulitis

Lo más complicado para acabar con esta grasa es que está dentro del músculo, y no ocupando una zona homogénea. Esto tiene dos enfoques: es más difícil de eliminar sólo con alimentación o cremas pero, a cambio, es más fácil de eliminar con ejercicio físico.

VER GALERÍA

Según los especialistas, las cremas sirven para cuando la celulitis está en un estado muy inicial o cuando ya hemos trabajado mucho la quema de grasa. Entonces, con ejercicio y mediante cremas podemos ayudar a terminar con los últimos restos, esos que parece que no se van nunca. Si tu problema de celulitis es profundo, empieza haciendo ejercicio.

Celulitis tras el embarazo: yoga

El yoga es una forma muy interesante de luchar contra esta grasa no deseada. Las posturas de esta disciplina física hacen trabajar grupos musculares donde la grasa se acumula sin piedad, como el abdomen y los glúteos. 

Las mejores asanas para acabar con este tipo de grasa son malasana, silla, águila y camello. Son ejercicios de larga duración en los que deberás adquirir unas posturas que potencian el vientre, glúteos y piernas y tensan tu musculatura, realizando un efecto quemagrasa sin movimiento, tan solo manteniendo el equilibrio y la tensión.

Leer: Dieta y celulitis: ¿cómo puede tu alimentación ayudarte a combatir la piel de naranja?

Problemas circulatorios: fitboxing

Cada vez está más de moda el fitboxing, y pese a ser una disciplina que evoca al boxeo, el número de mujeres que lo practican supera con creces al de los hombres. No en vano es una excelente opción para luchar contra la celulitis, pues se potencian técnicas de crossfit y kickboxing que constituyen una variedad muy rica de movimientos y que te harán quemar gran cantidad de calorías.

VER GALERÍA

Lo más interesante del fitboxing respecto a la eliminación de la celulitis es que dispone de rutinas entrelazadas de ejercicios funcionales. Las clases suelen dividirse en varios intervalos donde se realizan coreografías atacando al saco, con música y con movimientos que te harán quemar calorías y tonificar, y cada 5 minutos se encajan rondas de funcionales que atacan directamente a tu tejido adiposo y con los que también ganarás capacidad pulmonar para sentirte más ágil y con mejor capacidad física.

Retención de líquidos: 'running'

No todas las opciones para eliminar la celulitis funcionan por igual o tienen el mismo objetivo. Cuando nos referimos al running está claro que no va a ayudar a que tonifiques tus músculos, pero, sin embargo, en el caso de que la razón primordial por la que has desarrollado celulitis sea la retención de líquidos, correr te ayudará notablemente a combatir este efecto, pues cuando corremos estamos estimulando el retorno venoso del flujo sanguíneo, es decir: tu circulación se activa y con esta puesta en acción la grasa también se pone en movimiento.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie