perroscancer

Por qué tu perro debería tener una dieta variada (y su relación con el cáncer)

Si tu perro sigue una correcta alimentación es más fácil que se mantenga alejado de numerosas enfermedades, como el cáncer.

por Cristina Soria

Si los cáncer han ido aumentando considerablemente durante las últimas décadas ha sido, notablemente, por nuestra culpa. Muchas veces pensando que damos lo mejor a nuestro perro nos equivocamos. En especial cuando compramos piensos baratos que pueden ser de mala calidad y estar repletos de aditivos químicos, conservantes y colorantes. 

El Institute of Food Technologist determinó en un estudio que un tercio de los perros diagnosticados con cáncer podrían haberse evitado si hubieran mantenido una dieta diferente. La alimentación lo es todo y, tratándose del cáncer, en nuestras mascotas puede ser determinante. Según la investigación del doctor Dressler, el problema radica en los piensos y en las galletas deshidratadas: que tienen un exceso de ácido graso Omega-6 que aumenta la inflamación, el desarrollo celular y la coagulación.

Leer: Claves para controlar la diabetes en los perros

Alimentación de baja calidad

El problema es que los controles nutricionales y de calidad en el caso de la comida para perros no son tan estrictos como para los humanos. Puede parecer que toda la comida para mascotas es igual y sin embargo es precisamente la alimentación la principal causa de cáncer en los perros, que junto a una vida sedentaria y una vida cada vez más largas, hacen que la mitad de los perros fallezcan por cáncer.

VER GALERÍA

Por eso, a la hora de elegir el pienso hemos de asegurarnos de que tenga un alto contenido en proteínas, que esté elaborado con productos naturales y que no contenga cereales. Pero, además de cuidar su pienso, podemos ofrecerle a nuestro perro otros alimentos como complemento que harán sus delicias y le parecerán auténticas golosinas. Y, lo más importante de todo, te ayudarán a reforzar su salud y a mantenerle alejado de numerosas enfermedades, como el cáncer.

Leer: Cómo puedes combatir la obesidad canina

Alimentos que puedes incluir en su dieta 

Sustituye las golosinas que compras para tu perro por pequeños trozos de los siguientes alimentos: 

  • Manzana: quitando las pepitas, que son tóxicas para los perros, un trozo de manzana le aportará numerosos antioxidantes. Si hace calor puedes darle trozos de manzana que están fresquitos.
  • Plátano: dáselo con moderación ya que contiene mucha glucosa. Pero también aporta muchos beneficios, ya que es rico en vitamina B6, vitamina C y potasio. Es un prebiótico natural y una gran ayuda para tu perro si tiene un episodio de diarrea.
  • Brócoli: muy nutritivo, rico en fibras y en vitaminas A, C y K. Sus fitoquímicos ayudan a proteger a tu perro de ciertas enfermedades. Es muy importante que esté bien cocido y puedes incorporar pequeñas cantidades a su pienso.
  • Pimiento rojo: dáselo crudo, sin pepitas, y que esté maduro. El rojo es la mejor opción porque es rico en betacaroteno, antioxidante y tiene altas cantidades de vitamina C.
  • Perejil: es un alimento anticancerígeno que puedes añadir en pequeñas cantidades al comedero de tu perro.

Ten en cuenta que los perros son carnívoros, por lo que su dentadura no está preparada para triturar de forma adecuada las frutas y verduras. Podríamos pensar que si un perro es capaz de pulverizar un hueso, puede con todo, pero lo cierto es que para masticar los vegetales sus dentaduras deberían ser capaces de masticar también en horizontal para conseguir quebrar la pared celular rígida de las verduras, y eso no es tarea fácil. Por eso es muy importante que las tritures antes de ofrecérselas, para que pueda asimilar todos sus nutrientes.

Leer: Cuatro restaurantes de Madrid para ir con tu mascota

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie