La dieta de los españoles, a examen

Según datos del Ministerio de Agricultura, durante el año 2003 aumentó el consumo de pescado, frutas y hortalizas

por hola.com

En una época en la que la obesidad y los problemas derivados de una alimentación poco saludable están a la orden del día, datos como el presentado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación abren una puerta al optimismo. Según el Panel de Consumo Alimentario 2003, los españoles cada vez intentan cuidar más su alimentación, acercándose, en la medida de lo posible a la dieta mediterránea. La muestra es el aumento del consumo de algunos grupos de productos beneficiosos para la salud, como pueden ser las frutas y hortalizas o el pescado, a pesar del incremento de sus precios.

Así, se compraron más hortalizas (un 3,7% más) y frutas (un 3,5% más que el año anterior), lo que refleja un cambio en la tendencia observada entre 1987 y 1999 y confirma la recuperación de un producto tan importante para la salud. Además, mientras el consumo de carne permanece estable, se incrementa en un 0,8% el de pescado. Y, ¿bebemos más leche? El estudio parece concluir que no, pues su consumo ha descendido en un 1,9%, a pesar de haberse reducido su precio en un 0,5%. Por el contrario, los derivados lácteos sí que han registrado un incremento en su consumo de casi un 3,5%.

En cuanto al aceite de oliva, uno de los pilares de la dieta mediterránea, se constata que se incrementó su consumo en un 2%, aunque los españoles emplearon menos aceite de oliva virgen que, por primera vez en los últimos años, ha registrado un pequeño descenso del 1%. Como no podía ser de otra manera, Andalucía fue la comunidad autónoma más fiel al aceite de oliva virgen, junto con La Rioja.

Un pequeño borrón a estas buenas tendencias es el incremento de un 3,6% de productos de bollería y pastelería, mientras que compramos menos pan. Y otro dato digno de destacar de este estudio se refiere al consumo de vinos con denominación de origen en los hogares de España, que ha aumentado un 3,7%. Sin embargo, los españoles optan por tomar la copa de vino en casa, y no tanto en los restaurantes, donde los precios aumentan considerablemente.

Como novedad, el estudio se adentra por vez primera en los hábitos de consumo de los productos ecológicos, que, poco a poco, van encontrando su hueco en el mercado. Y, otro signo de los tiempos que vivimos: el consumo de platos preparados ha aumentado en un 9%, debido, sobre todo, a la facilidad de su preparación y al ahorro de tiempo que representan. Un dato más: ¿sabe cuánto dinero se ha gastado de media cada español el año pasado en cubrir sus necesidades de alimentación? 1.226 euros. Buen provecho.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie