Ahorrar agua es posible también en verano

Leroy Merlin propone una amplia gama de productos e ideas que nos permitirán gastar menos agua este verano en jardines y piscinas

por hola.com

El agua es siempre vital. Lo es, sin duda, a lo largo de todo el año. Pero en verano lo es aún más. Necesitamos agua para beber e hidratarnos; para refrescarnos en la piscina; para quitarnos el sudor en la ducha
No hay ninguna duda de que durante estos meses el gasto de agua aumenta considerablemente. Y no debemos olvidar que es un bien escaso que se debe administrar con sentido común. Incluso este año, en que la mayoría de los pantanos se encuentran por encima de lo habitual. Bien, pues Leroy Merlin apuesta este verano porque consigamos ahorrar hasta un 50% de agua sin necesidad de realizar complicadas obras en las instalaciones de la casa. Simplemente atendiendo a buenas prácticas e introduciendo pequeñas mejoras.

VER GALERÍA

Con sencillos gestos y pequeños cambios en la utilización del agua en jardines y piscinas se podría ahorrar hasta el 50% de agua durante el verano.


Según cálculos realizados a partir de datos facilitados por proveedores de Leroy Merlin y datos del INE —Instituto Nacional de Estadística— se estima que el número de piscinas privadas en España asciende a 600.000. Según este dato, los españoles podrían estar tirando una media anual de 9 hm3, cifra que supone el 20% del agua potable que necesita Barcelona al año.
Y no es que no se pueda disfrutar de este tipo de piscinas, sino que con sencillas prácticas se podría limitar esa cantidad. ¿Un ejemplo? Evitando la renovación del agua de las piscinas cada tres años se podrían ahorrar más de 100 millones de metros cúbicos, lo que equivale a llenar más de 500 veces un estadio de fútbol. ¿Cómo? Mediante el uso de nuevos productos de mantenimiento del agua.

Es decir, dejando de lado el cloro (el agua de la piscina tratada con cloros no es nociva, pero debe ser renovada) y apostando por el oxígeno activo que no altera el resto de componentes químicos que se añaden al agua. El oxígeno activo no huele, no destiñe, es inocuo, inodoro, no irrita los ojos ni la piel, no mancha y el agua no necesita ser cambiada parcialmente ni renovada cada tres años.
Algo similar sucede con el riego de los jardines (se calcula que en España hay unos 105 millones de m2 de césped). La solución pasaría por utilizar sistemas de riego más eficientes, como los programados por goteo o aspersión; dividir el jardín en hidrozonas, ya que especies de plantas distintas tienen necesidades de agua diferentes; instalar césped de bajo consumo y optar en los jardines por una decoración con áridos, de piedra y cortezas de pino. Así de sencillo.

También se pueden emplear sensores de lluvia y de humedad de tierra. Porque una de las innovaciones más destacadas en sistemas de riego es la programación del tiempo asociada al grado de humedad detectado en la tierra. Este sistema actúa en función de la capacidad de campo del terreno, que es la cantidad máxima de agua que puede absorber un suelo.
¿Y en casa cómo hacemos para ahorrar? Leroy Merlin propone sus Eco Opciones. Pero de eso ya hablamos hace unas semanas.

Más información:
www.leroymerlin.es

 

Y tú, ¿cómo procuras ahorrar agua? ¿Tienes algún sistema especial?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie