Ensalada tibia de patatas mini con queso y piquillos
 / 
clock 30min | easyFácil | 4 COMENSALES

Ensalada tibia de patatas mini con queso y piquillos

Este plato se puede tomar como una ensalada tibia, para cenar, por ejemplo, pero también como una deliciosa guarnición, acompañando un asado. Una delicia con la que evitaremos usar el horno, de inspiración francesa. ¡Una auténtica 'delicatessen'!

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Este plato se puede tomar como una ensalada tibia, para cenar, por ejemplo, pero también como una deliciosa guarnición, acompañando un asado. Una delicia con la que evitaremos usar el horno, de inspiración francesa. ¡Una auténtica 'delicatessen'!

  • 500 g de Patatas de guarnición
  • 150 g de Mantequilla
  • 1 diente de Ajo
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 6 Pimientos del piquillo
  • 60 g de Queso feta
  1. 1.

    Para hacer esta ensalada tibia de patatas mino con queso y piquillos, puedes lavar bien las patatas, si prefieres prepararlas con piel o pelarlas si no te gusta la sensación de la piel al comerlas. Como prefieras.

  2. 2.

    Acerca una sartén o un rondón al fuego con la mantequilla y el diente de ajo un poco chascado, pero sin pelar.

  3. 3.

    Cuando la mantequilla se haya derretido, incorpora las patatas y acomódalas bien. Deben quedar bien extendidas, sin superponerse unas encimas de otras.

  4. 4.

    Tapa la olla y cocina a fuego suave durante 40 minutos. Mueve la cazuela sin destapar de cuando en cuando, para que las patatas se vayan haciendo de forma uniforme.


  5. 5.

    Pasada esa media hora, abre la cazuela y pon a punto de sal y pimienta negra. Pincha las patatas para ver si están bien hechas. Si aún oponen algo de resistencia, déjalas unos minutos más.

  6. 6.

    En cuanto estén listas, apártalas del fuego.

  7. 7.

    Mientras se atemperan un poco, escurre bien los pimientos del piquillo y pártelos en tiras.

  8. 8.

    Desmenuza el queso feta. Si te gusta el queso azul, también puedes usar queso gorgonzola.

  9. 9.

    Coloca las patatas en una fuente y añade por encima los pimientos del piquillo y el queso feta. Sirve inmediatamente.