Sardinas con vinagre de azafrán y aceite de almendras
 / 
clock 25min | mediumMedia | 2 COMENSALES

Sardinas con vinagre de azafrán y aceite de almendras

Las ricas sardinas asadas se acompañan aquí de un vinagre de azafrán que haremos en casa (cierto es que el azafrán no es el producto más barato del mundo, pero tan solo necesitaremos unas pocas hebras), y les daremos un toque diferente también gracias al uso de aceite de almendras y 'Garum' (o salsa de pescado). Es la propuesta que nos hace el prestigioso cocinero australiano Josh Niland en su libro recién publicado 'Cocina un pescado' (Ed. Planeta Gastro), en cuyas páginas podemos encontrar hasta 60 recetas marineras, perfectas para sacar el máximo partido a los manjares que nos ofrece el mar.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Las ricas sardinas asadas se acompañan aquí de un vinagre de azafrán que haremos en casa (cierto es que el azafrán no es el producto más barato del mundo, pero tan solo necesitaremos unas pocas hebras), y les daremos un toque diferente también gracias al uso de aceite de almendras y 'Garum' (o salsa de pescado). Es la propuesta que nos hace el prestigioso cocinero australiano Josh Niland en su libro recién publicado 'Cocina un pescado' (Ed. Planeta Gastro), en cuyas páginas podemos encontrar hasta 60 recetas marineras, perfectas para sacar el máximo partido a los manjares que nos ofrece el mar.

  • 8 Sardinas destripadas, con cabeza y cola
  • 80 ml de Aceite de pepitas de uva
  • Sal marina (escamas)
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 cucharada de Aceite de almendras
  • Garum o salsa de pescado al gusto
  • Almendras laminadas para decorar
Vinagre de azafrán
  • Azafrán (una pizca pequeña)
  • 1 litro de Vinagre de Chardonnay
VINAGRE DE AZAFRÁN
  1. 1.

    Agregamos el azafrán al vinagre en un frasco esterilizado o en un recipiente hermético limpio.


  2. 2.

    Removemos bien para combinar los ingredientes y lo conservamos a temperatura ambiente durante un mínimo de 24 horas. Obviamente, cuanto más tiempo repose para que pueda desarrollar todo su sabor, mejor. Podemos prepararlo con mucha antelación porque aguantará indefinidamente en la despensa, volviéndose gradualmente más sabroso. Lo utilizaremos como aderezo para ensaladas.
LAS SARDINAS
  1. 1.

    Precalentamos a fuego alto una sartén para asar o una parrilla de carbón donde habremos distribuido las brasas uniformemente.

  2. 2.

    Atravesamos las sardinas con los espetones de bambú húmedo o de metal, las untamos con aceite de semilla de uva y las sazonamos con escamas de sal.

  3. 3.

    Las asamos durante 1 minuto aprox. por cada lado, o hasta que tengan un color uniforme y la carne esté tibia al tacto.


  4. 4.

    Inclinamos con cuidado la sartén para dejar el pescado sobre una superficie limpia o utilizamos una espátula acodada para sacar las sardinas de la parrilla. Si bien deseamos que la piel esté bien tostada, es fundamental que las sardinas no queden demasiado hechas. El vinagre de azafrán finalizará el proceso de cocción.

  5. 5.

    Las dejamos reposar durante un par de minutos.

  6. 6.

    A continuación, untamos las sardinas con aceite de almendras y les añadimos un poco más de sal y un toque de pimienta.

  7. 7.

    Las colocamos en el centro de un plato, las aliñamos con una cucharada generosa de vinagre de azafrán, 'garum' o salsa de pescado al gusto, y unas gotas de aceite de almendras, y ponemos por encima, si lo deseamos, unas almendras picadas.