Skip to main contentSkip to footer
curry de pollo© Age Fotostock

Curry casero de pollo de corral

40 min
fácil
4 comensales

Preparar pollo con una salsa de curry casera es tan sencillo y el resultado es tan sabroso y bueno que, si lo pruebas, ya no volverás a comprar salsas preparadas ni a emplear curry molido. El curry no es más que una mezcla de especias, y en este caso la haremos al momento. Las especias, recién tostadas darán lugar a un curry aromático y delicioso.

Ingredientes

  • 3 pechugas de pollo de corral
  • 2 cucharaditas de cúrcuma
  • 2 hojas de laurel
  • semillas de cilantro o coriandro
  • 2 clavos
  • 4 semillas de cardamomo
  • 1 trozo de canela china o cassia
  • comino
  • semillas de mostaza
  • pimienta negra en grano
  • 4 dientes de ajo
  • 1 trozo de jengibre fresco
  • 1 cebolla
  • 2 tomates maduros
  • 1 yogur griego
  • aceite de oliva
  • sal
  • 1 chile rojo

Preparación

  1. Para hacer este curry de pollo, lo primero que haremos es poner todas las especias en una sartén: esto es, el laurel partido en dos o tres trozos cada hoja, el coriandro o semillas de cilantro, el clavo de olor, el cardamomo, la canela china o cassis, el comino, las semillas de mostaza y la pimienta negra en grano. Tostamos a fuego suave durante dos minutos. Cuando veamos que comienzan a saltar en la sartén y a desprender su aroma lo apartamos al mortero y trituramos hasta machacarlo bien. También podemos triturar nuestras especias en una trituradora o molinillo. Reservamos.
  2. Ahora vamos a preparar una pasta de ajo y jengibre. Es tan sencillo como poner en el vaso de la batidora los ajos pelados y partidos en varios trozos y el jengibre fresco, también pelado y partido en varios pedazos. Añadimos dos cucharadas de agua y trituramos hasta reducir a una pasta. Reservamos.
  3. Pelamos la cebolla y la picamos en dados. Picamos también los tomates y los reservamos aparte.
  4. Acercamos una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva y pochamos a fuego suave la cebolla picada con un pellizco de sal.
  5. Cuando la cebolla comience a transparentar y esté bien blandita, incorporamos pasta de ajo y jengibre y las especias en polvo. Añadimos también la cúrcuma y movemos todo bien para que se mezcle.
  6. Añadimos el tomate picado y cocinamos cinco minutos más, a fuego suave.
  7. Pasado este tiempo incorporamos el yogur griego, damos una vuelta al conjunto y apartamos del fuego. Pasamos todo el sofrito al vaso de la batidora para triturar.
  8. Mientras, en la misma sartén, añadimos un hilito de aceite e incorporamos la pechuga de pollo troceada en tiras y salteamos a fuego medio dos o tres minutos.
  9. Ponemos la salsa y el chile rojo partido en aritos y continuamos la cocción durante unos minutos más. Probamos y rectificamos de sal o alguna especia si fuera necesario.
  10. Servimos nuestro curry de pollo inmediatamente y acompañamos con un arroz basmati sencillo, cocido con unas vainas de cardamomo y adornado con unas hojas de cilantro fresco.
TE PUEDE INTERESAR