'Gâteaux' de chocolate y mantequilla salada
 / 
clock 35min | easyFácil | 6 COMENSALES

'Gâteaux' de chocolate y mantequilla salada

Un 'gâteaux' es un pastel o una tarta que, en este caso, vamos a hacer con chocolate y mantequilla salada. Nos ayudamos con el robot de cocina más popular que nos permite elaboraciones súper sencillas. Lo vamos a terminar con cacao puro en polvo y lo serviremos para poner el broche dorado a cualquier menú de San Valentín.

'Gâteaux' de chocolate y mantequilla salada

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!
Por

Un 'gâteaux' es un pastel o una tarta que, en este caso, vamos a hacer con chocolate y mantequilla salada. Nos ayudamos con el robot de cocina más popular que nos permite elaboraciones súper sencillas. Lo vamos a terminar con cacao puro en polvo y lo serviremos para poner el broche dorado a cualquier menú de San Valentín.

  • 4 ud de Claras de huevo
  • 4 ud de Yemas de huevo
  • 200 g de Chocolate para postres 50% cacao
  • 75 g de Mantequilla con sal y algo más para engrasar
  • 1 pellizco de Sal
  • 150 g de Azúcar blanco
  • 40 g de Harina y algo más para espolvorear
  • 10 g de Cacao en polvo puro
  • Frutos rojos para decorar
  1. 1.

    Precalienta el horno a 180°C. Engrasa un molde redondo con mantequilla y espolvorea ligeramente con harina.

  2. 2.

    Coloca la mariposa en las cuchillas, pon en el vaso las claras y la sal y monta 6 min/vel 4. Retira la mariposa y vierte las claras montadas en un bol grande. Reserva.

  3. 3.

    Pon en el vaso el chocolate y ralla 20 seg/vel 8. Con la espátula, baja el chocolate hacia el fondo del vaso.

  4. 4.

    Añade la mantequilla, las yemas y el azúcar y bate 4 min/50°C/vel 4.


  5. 5.

    Incorpora las claras montadas reservadas y mezcla 5 min/vel 1.5.

  6. 6.

    Añade la harina y mezcla 2 min/vel 2.5. Vierte la mezcla en el molde preparado.

  7. 7.

    Hornea durante 15-18 minutos (180ºC). Retira del horno y deja enfriar.

  8. 8.

    Espolvorea con cacao en polvo y sirve acompañado de frutos rojos.
CONSEJOS
  1. 1.

    No hornees demasiado el pastel o quedará muy seco. Con una aguja, comprueba el punto de cocción. Si esta sale algo manchada de chocolate en el centro del pastel, estará cocinado.