COCINA  /  RECETAS
Paella mar y montaña, con gambas, mejillones, pollo y butifarra blanca
 / 
clock 40min | easyFácil

Paella mar y montaña, con gambas, mejillones, pollo y butifarra blanca

4 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

En cuestiones de arroz, cocinar en una paella marca la diferencia. Esta versión de paella mar y montaña, con gambas, mejillones, pollo y butifarra blanca está delicia y la combinación de sabores no puede ser más acertada.

  • 200 g de Arroz de grano redondo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 300 g de Gambas
  • 16 Mejillones
  • 250 g de Pollo troceado o alitas
  • 200 g de Butifarra
  • 800 ml de Caldo de pescado
  • Cebolla
  • 2 dientes de Ajo
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 unidad de Tomates
  • Sal
  1. 1.

    Para hacer esta paella mar y montaña, en primer lugar, doramos ligeramente el pollo y butifarra blanca en la paellera, con un hilito de aceite de oliva virgen extra.

  2. 2.

    Sacar la carne a un plato aparte.

  3. 3.

    Dorar también las gambas durante apenas un minuto. Sacar y reservar.

  4. 4.

    En el mismo aceite, dorar el ajo y la cebolla picados bien menudos. Dejar pochar a fuego muy suave durante al menos 10 o 12 minutos, hasta que la cebolla esté transparente y bien blandita, casi caramelizada.

  5. 5.

    Añadimos en ese momento el pimiento rojo picado y el tomate rallado. Seguir cocinando.

  6. 6.

    Cuando el tomate esté bien hecho, volvemos a añadir el pollo y las costillas.

  7. 7.

    Añadimos el arroz y doramos durante un minuto.

  8. 8.

    Añadimos por encima el caldo hirviendo y repartimos bien. Apartamos del fuego y dejamos reposar durante 2 minutos.

  9. 9.

    Metemos la paellera en el horno, que ya estará precalentado a 200°C y lo cocinamos durante 8 minutos.

  10. 10.

    Pasado este tiempo, lo sacamos y añadimos los mejillones y las gambas. Volvemos a meter en el horno y cocinamos durante 5 minutos más.

  11. 11.

    Sacamos del horno y dejamos reposar.
PRESENTACIÓN:
  1. 1.

    Una vez que la paella mar y montaña haya reposado, ya se puede servir. Se puede servir con unos trozos de limón, puesto que hay a quien le gusta exprimir unas gotas por encima.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.