/ 
clock 15min | easyFácil | 2 PORCIONES

Perrito caliente con mostaza y cebolla

Un cena perfecta para todos, en la que no debes emplear más de diez minutos y que, con un sencillo aliño, se convierte en un plato para chuparse los dedos. Y nunca mejor dicho, porque esta receta se come con las manos. Para aligerarla, no la acompañes de patatas fritas, búscale otra guarnición, como una ensalada.

Perrito caliente con mostaza y cebolla.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Un cena perfecta para todos, en la que no debes emplear más de diez minutos y que, con un sencillo aliño, se convierte en un plato para chuparse los dedos. Y nunca mejor dicho, porque esta receta se come con las manos. Para aligerarla, no la acompañes de patatas fritas, búscale otra guarnición, como una ensalada.

  • 0.5 ud de Cebolla morada
  • 0.5 ud de Tomates
  • 0.25 manojo de Perifollo
  • 2 ud de Salchichas tipo frankfurt
  • 2 ud de Pan de semillas calientes
  • Mostaza
  1. 1.

    Pelamos la cebolla y la cortamos de forma que nos queden pequeños aros.

  2. 2.

    Cortamos el tomate en daditos muy pequeños y lavamos el perifollo, sacudiéndolo el agua justo después y picándolo muy fino. Mezclamos bien.


  3. 3.

    Asamos las salchichas a la parrilla o calentándolas en agua hirviendo. Reservamos.

  4. 4.

    Abrimos los panecillos por la mitad y colocamos una salchicha en cada una. Por encima, la cebolla morada y, si queremos, el picadillo que hemos hecho previamente (el cual, también puede servirse en un cuenco junto a la mostaza, para aliñar al gusto).