Tipo: Verduras

Nº de Personas: 4

Ingredientes:

4 tomates corazón de buey
1 cebolleta
1 huevo
8 c.s. de ensaladilla rusa comprada o hecha en casa al gusto
1 lata de 120 g de ventresca de bonito
1 c.c. de perejil picado
sal
4 hojas de albahaca para decorar

Para la vinagreta de albahaca:
2 c.s. de albahaca picada
20 g de almendras picadas
40 ml de aceite de oliva
unas gotas de zumo de limón

Preparación:

La vinagreta de albahaca. Mezclar bien todos los ingredientes en un cuenco hasta que el aceite y el zumo de limón emulsionen bien. Cocer el huevo 10 min en agua salada. Enfriar, pelar, picar, mezclar con el perejil picado y reservar. Pelar y picar la cebolleta. Escurrir el bonito y desmenuzarlo. Escaldar los tomates en agua hirviendo durante 30 segundos. Pelarlos, cortar un sombrero a ¼ de su altura y vaciarlos con una cucharilla con cuidado de no dañar el fondo y las paredes. Colocarlos bocabajo sobre papel absorbente para que eliminen el agua sobrante. Echar la cebolleta picada en un cuenco con el bonito desmenuzado, reservando unas lascas para la decoración final, la ensaladilla rusa y la mitad de la vinagreta preparada y rellenar los tomates con esta mezcla.

Presentación:

A la hora de servir los tomates, acompañarlos con las lascas de bonito reservadas y el huevo y el perejil picados, rociarlos con el resto de la vinagreta, decorarlos con unas hojas de albahaca y servirlos con su sombrero colocado al lado.