Ingredientes:

Para los judiones

½ kg de judiones
1 cebolla
3 dientes de ajo enteros
1 hoja de laurel
3 c.s. de salsa de tomate

Para el jugo de perdiz

2 perdices
1 cebolla
1 cabeza de ajo
500 ml de vino blanco
2 l de agua y sal

Preparación:

Poner en remojo los judiones el día anterior. Cocer los judiones con el ajo, la cebolla, el laurel y la salsa de tomate. Mientras tanto, deshuesar las perdices, reservando las pechugas, y hacer el jugo dorando las carcasas con un chorrito de aceite, la cebolla en trozos y el ajo. Añadir el vino blanco, reducir a la mitad, bañar con el agua y cocer 1 hora. Echar este caldo a los judiones y, cuando estén tiernos, dejar reposar. Dorar las pechugas vuelta y vuelta, añadirlas a los judiones y salar. Retirar del fuego.