La revolución gastronómica continúa en Barcelona

La revolución gastronómica continúa en Barcelona

La Ciudad Condal es un fantástico destino gastronómico que aúna tradición, innovación y sostenibilidad

Por

La gastronomía de Barcelona siempre ha sido una referencia en todo el mundo, sobre todo desde que hace 20 años cocineros catalanes visionarios como Ferrán Adrià, Santi Santamaría, Joan Roca o Carme Ruscalleda situaron la alta cocina en la cima mundial. A partir de ahí, apareció una generación de profesionales que han hecho de sus restaurantes lugares de deseo gastronómico para visitantes que llegan de todos los rincones del planeta.

Albert Raurich, de Dos Palillos, y Rafa Peña, del Hotel Santo Mauro, fueron los encargados de presentar esta campaña en Madrid.

Tras dos años muy duros por la pandemia parece que el sector comienza a recuperarse y 'la revolución gastronómica continúa en Barcelona'. Prueba de ello es la buena forma en la que están dos de sus cocineros de referencia: Rafa Peña, de Gresca y Hotel Santo Mauro de Madridy el cocinero Albert Raurich, del restaurante Dos Palillos que han querido demostrar en una presentación en Madrid el buen estado de la cocina catalana. Su propósito es relanzar la Ciudad Condal como destino gastronómico de referencia -y el motor económico que siempre ha sido- vinculando la cocina a grandes iconos barceloneses como Gaudí, Miró y otros atractivos como sus mercados de proximidad -entre los que destaca el de la Boquería-, el mar y el estilo de via propio de la ciudad.

Leer más: descubre las recetas más populares de la cocina catalana

Los dos cocineros con Marian Muro, directora del consorcio de promoción turística de Barcelona, en el Hotel Santo Mauro.

Según Marian Muro, directora del consorcio de promoción turística de Barcelona "destacamos valores alrededor de la alta gastronomía como la genialidad, la innovación, el respeto por la tradición mirando el futuro, la sostenibilidad, y el producto local y de temporada. Queremos fijarnos en una nueva retahíla de chefs que no superan los 40 años, profesionales comprometidos y emprendedores, con proyectos muy personales y singulares que se sirven del ADN de la cocina de Barcelona para lanzar sus aportaciones al mundo de la restauración".

Leer más: cocina sostenible: 6 restaurantes ‘top’ que cuidan el planeta desde el fogón

Cocochas de merluza al pil pil japonés con guisantes del Maresme, excelso producto de la Ciudad Condal. Plato de la cena ofrecida para presentar la campaña 'La revolución gastronómica continúa en Barcelona'.

Con la vuelta, primero del público local y después de los visitantes nacionales y extranjeros, comienzan a reabrir algunos restaurantes, como Enigma, de Albert Adrià, y Teatro, con los hermanos Iglesias al frente, Alapar, con Jaume Marambio y Victoria Maccarone, el mexicano Come, de Paco Méndez, y Tamae Bar, el Open kitchen que suma bar y Delivery de Albert Raurich y Eugeni de Diego. Incluso Carme Ruscalleda y Raül Balam, madre e hijo, reabrirán el histórico Sant Pau el próximo 1 de julio con un nuevo enfoque y un nuevo nombre: Cuina Sant Pau. Este restaurante estará ubicado en el mismo lugar que Sant Pau pero con una cocina más informal basada en la estacionalidad del producto y en la sostenibilidad.

Las cocinas de los hoteles de la ciudad también están en plena efervescencia: Rafa Zafra abre Amar en el Palace; Gastón Acurio vuelve al restaurante Terrat, la terraza del Mandarín Oriental Barcelona; Alain Guiard abre Contraban, en el Wittmore Hotel; Rafa de Bedoya sigue sumando meses en el restaurante Aleia de Casa Fuster, y Víctor Torres se pone al frente del Quirat, en el nuevo InterContinental Barcelona. Y hasta 25 nuevos restaurantes de excelencia destacada se aventuran a abrir sus puertas en el último semestre de 2021 y primero de 2022.

Recordemos que en Barcelona, según datos del Ayuntamiento, hay 5.597 restaurantes -29 con estrellas Michelin y otros 19 galardonados por la Guía Roja- y 3.290 bares.